Función y resultado del Defensor del Pueblo en las naciones que lo han adoptado

Por Carlos Luis Baron sábado 25 de agosto, 2012

En la República Dominicana, tenemos aprobado de manera Adjetiva un Defensor del Pueblo desde el 2001 con la ley 19-2001 y sustantiva desde el 2010, pero hasta ahora no ha habido manera de que se designe el funcionario, sus adjuntos y suplentes.

La Cámara de Diputados designó una comisión que hizo una preselección (una sexteta) de los aspirantes a titular, adjuntos y suplentes, para que de estos, el Pleno, seleccionara una terna que deberá enviar al Senado de la República; para que éste, finalmente designe a los definitivos. Mismos que han de desempeñar esas funciones por seis años.

Como una manera de que la sociedad compare y evalúe funciones y resultados, pretendo a partir de esta publicación dar a conocer las funciones y los resultados que tienen los defensores del pueblo en cada nación que lo ha adoptado.

En el sentido explicado iniciamos el trabajo con la Defensoría del pueblo de la República Argentina.

En la República Argentina el Defensor fue creado en 1ro de diciembre del año mil novecientos noventa y tres, mediante la ley numero 24.284 que posteriormente fue modificada por la Ley 24.379.

La constitución de Argentina del 2 de agosto de 1994, lo contempla en su artículo 86, en donde expresa: “El Defensor del Pueblo es un órgano independiente instituido en el ámbito del Congreso de la Nación, que actuará con plena autonomía funcional, sin recibir instrucciones de ninguna autoridad.

Su misión es la defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos, garantías e intereses tutelados en esta Constitución y las leyes, ante hechos, actos u omisiones de la Administración; y el control del ejercicio de las funciones administrativas públicas.

El Defensor del Pueblo tiene legitimación procesal. Es designado y removido por el Congreso con el voto de las dos terceras partes de miembros presentes de cada una de las Cámaras. Goza de las inmunidades y privilegios de los legisladores. Durará en su cargo cinco años, pudiendo ser nuevamente designado por una sola vez. La organización y funcionamiento de esta institución serán regulados por una ley especial.

Para realizar sus funciones el defensor del Pueblo de Argentina se auxilia de un equipo interdisciplinario constituido por abogados, ingenieros, contadores, asistentes sociales, psicólogos, biólogos, ecólogos y geólogos, que analizan las actuaciones que se promueven, ya sea de oficio o como consecuencia de la presentación de una queja, y elaboran propuestas sobre los cursos de acción a seguir mediante técnicas modernas de gestión y procesamiento de la información.

En la actualidad como una forma de desarrollar sus funciones legales está llevando a realización. Jornada de género y trata de personas, Jornada de capacitación de líderes para asuntos de derechos humanos, así como acciones encaminadas a mejorar y viabilizar los sectores de salud, acción social, educación y cultura.

En fin el defensor del Pueblo de la República Argentina tiene funciones prácticas actuales que contribuyen al desarrollo del pueblo argentino, la reducción de la brecha social y de la iniquidad con la seguridad de que esas acciones se mantendrán más allá de cualquier influencia o presión que provenga de otros poderes del Estado.

La República Dominicana no puede perderse la oportunidad de montarse en este tren, que permitirá la concretización de las buenas intenciones de adecentar esta nación, enunciadas recientemente por el titular del Poder Ejecutivo.

En el defensor los intereses de la Nación estarán protegidos y toda buena iniciativa encontrará un excelente aliado y las que no un persecutor que verdaderamente no tendrá compromisos y mucho menos temor de actuar.

Hasta la próxima