Ganador primera vuelta

Por Carlos Luis Baron miércoles 28 de marzo, 2012

Visto el panorama electoral de hoy, se abre toda la posibilidad de que haya un ganador en la primera vuelta. La primera ronda y punto final será posible debido a la polarización entre los partidos de la Liberación Dominicana y el Revolucionario Dominicano.

Para estos comicios, solo dos partidos tienen posibilidad de ganar el 20 de mayo, los demás no pasan de ser tremendistas. La situación de polaridad se da entre los llamados dos partidos mayoritarios, pero también hay una amplia pluralidad política.

Y es que los dos grandes partidos tienen detrás un bloque integrado por grupos emergentes, donde hay una motivación diferente, así como grados de simpatías personales.

Un punto donde los teoricos deben estar claro es en los llamados puntos de referencia. Se habla de que un partido tiene ventaja de dos o tres puntos sobre su rival, y en el papel, luce que están cabeza con cabeza.

Pero visto el estimado de votantes en las venideras elecciones, un punto debe estar entre 60 y cien mil personas, por lo que en la praxis no serán unas elecciones tan cerradas. Puede haber, de acuerdo a los estudios que hemos realizado, decisión en primera vuelta y que la distancia entre los dos partidos mayoritarios no pase de dos puntos.

El peligro es que una victoria tan cerrada, da paso a protestas y hasta actos de violencia. Es de esperar que entre esos dos partidos haya mayor separación, para que la victoria sea contundente.

La polarización no es una culpa de los peledeista o de los perredeista, sino que las opciones de izquierda no prenden. No son aceptadas por el pueblo. Mientras las izquierdas van por todo el continente levantando la bandera de la toma del poder por la vía pacifica, en el país estos grupos hacen el gran ridículo.

Quieren presentar candidatura propia, y no consiguen ni siquiera la unidad interna. Se presentan tres candidaturas presidenciales que en el papel tienen los mismos objetivos, y no llegando a un tres por ciento de los votos, se pelean entre si.

Esa total incapacidad de saber manejar su futuro político, es lo que postra en la mediocridad a la vieja izquierda dominicana, que no ha tenido la capacidad de reciclarse. Para estas elecciones, esa vieja izquierda no ha dado un paso al frente, y está condenada a desaparecer como proyecto político ambientada, en la deécada de los 60 o 70 del pasado año.

O cambia ahora, o se muere.