Gilberto Delgado y la Fuerza Aérea Dominicana

Por Carlos Luis Baron miércoles 27 de junio, 2012

Jamás habíamos visitado una base militar hasta que fuimos beneficiados con una gracia por parte de la Jefatura de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana, localizada en la comunidad de San Isidro, cuyo interior recorrimos con el propósito de palpar lo que allí se está produciendo.

En una de estas mañanas de candente sol y ruidosa brisa que no lograba refrescarla, observamos una gran cantidad de obras, unas que se levantan y otras que se remozan, las cuelas se enmarcan en el Plan Estratégico Institucional que con la ayuda de organismos gubernamentales, ejecuta la gestión del Mayor General Gilberto Santiago Delgado Valdez, FAD (DEM).

El barrio de las familias de los guardias de la aviación es un modelo a seguir, con sus casas pintaditas, calles asfaltadas y aceras y contenes bien limpios.

A su llegada a la institución el Mayor General Delgado Valdez, asumió el compromiso de aportar al fortalecimiento de la capacidad operacional y sobre todo al mejoramiento de la calidad de vida del soldado y sus familiares.

Los Ministerio de las Fuerzas Armadas, de Educación, Obras Públicas, Oficina supervisora de Obras del Estado han servido de soporte y sostenimiento a la gestión de Gilberto Delgado para poder ejecutar el plan desarrollo de la FAD.

El propio Jefe de Estado Mayor ha expresado que el avance que hoy experimenta la Base Aérea de San Isidro es fruto del esfuerzo conjunto de la familia militar donde además está presente la mano amiga del Estado.

Mirando más allá de su verja perimetral, nos encontramos con la remodelación y construcción de diversas edificaciones.

Entre las obras que se ejecutan está la ampliación del Colegio Militar Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que recibe 24 aulas nuevas; la pavimentación del Taxi Way de la pista de aterrizaje; pavimentación del parqueo del Club Recreativo para Oficiales; construcción de edificación de 2 niveles del C3; mejoramiento de las estructura del invernadero; construcción del Dispensario Médico de El Bonito, San Isidro, entre otras.

La fuerza Aérea Dominicana es sin duda una institución que se levanta, crece y vuela por todo lo alto con sus propias alas.