Gilberto Serulle, las elecciones y el PRD

Por Carlos Luis Baron lunes 2 de enero, 2012

Gilberto Serulle es Alcalde de Santiago porque el PRD lo acepto, lo llevo en su boleta, después de que el PLD, su otrora partido, le hiciera el desplante, a pesar que las encuestas del momento le daban las preferencias electorales. Al pactar con el PRD, el presidente de la Republica, Leonel Fernández, que además es presiente del partido morado, lo expulso de la organización y en una sesión del Comité Político lo expulsaron “deshonrosamente”. Gilberto Serulle no paso a ser miembro del PRD, hizo una alianza política entendida como un acuerdo de cooperación, que incluso lo asumieron otras fuerzas y grupos de izquierdas. Acuerdo que fue acertado porque le dio la victoria electoral al PRD y a Serulle, siendo hoy el Alcalde de la segunda ciudad en importancia del país.

Hasta el momento Serulle le ha hecho honor a lo pactado con el PRD, ha cumplido su palabra.

Incluso en la contienda interna del partido blanco refrendo un acuerdo de apoyo al entonces pre- candidato presidencial del PRD, Ing. Miguel Vargas Maldonado. Entregándose de lleno a esa causa.

En el acuerdo que firmo con Miguel Vargas, el Alcalde apuntaba una agenda política común para Santiago y los demás municipios del país, en el entendido de que se comparten interés básico.

Pero el candidato del PRD resulto ser Don Hipólito Mejía, no Miguel Vargas.

El candidato del PRD ha distinguido al Alcalde Serulle con varias visitas, incluso algunas a su residencia.

Intensamente se oyen ruidos que dicen de la posibilidad de que el Alcalde concretice su respaldo al candidato presidencial del PLD. Pero son solo rumores, el ha dicho que prefiere quedarse neutral, posición equivocada desde mi punto de vista.

Un acuerdo, una alianza tiene varios significados, como hacer compromisos, estar dispuesto a escuchar, a negociar siempre, a ceder en ocasiones, a instalar a la cooperación como valor en gestión política, y sobre todo evitar todo tipo de radicalismo…requiere un esfuerzo y un ejercicio cotidiano de tolerancia.

Creo, sin temor a equivoco, que lo que más le conviene al Alcalde Serulle, a su futuro político, es mantener la alianza con el PRD, apoyar a Don Hipólito Mejía, y reeditar el acuerdo que firmo con Miguel Vargas, que contemplaba elementos fundamentales para los santiagueros, para el crecimiento sostenido de nuestra ciudad corazón.

Gobernar en alianza da mayor oportunidad de obtener mayoría absoluta o casi, asimismo evita las tentativas de bloqueo sistemático. La alianza como concepto político despierta una gran inquietud y sensibilidad social, deja ver claramente una parte de una normalidad democrática, y en este caso, el de Gilberto Serulle, con amplios testimonios y cumplimiento a su favor.

Hay quienes, quizás, del lado de Hipólito bloquean esa posibilidad, borracho de triunfalismo, porque están en un 63 por ciento en Santiago. Ese sería un grave error. Hipólito necesita que el representante, el Alcalde, el que dirige el Gobierno Municipal, con todo lo que ello implica, salga a apoyarlo militante y entusiastamente.

Enero es un buen tiempo para que se de esa unidad de acero entre Hipólito y Serulle. ¡Por Santiago, por el país!

El autor es periodista