Ginóbili, Nalbandian y Messi dieron brillo a un año de éxitos

Por domingo 25 de diciembre, 2005

Buenos Aires, 25 dic (EFE).- Emanuel Ginóbili, David Nalbandian y Lionel Messi dieron brillo a los éxitos deportivos argentinos en 2005, coronados con la clasificación de la selección de fútbol para la fase final del Mundial de Alemania 2006 y la obtención del decimoquinto título internacional por parte del Boca Juniors.

No obstante, el año terminó con una pésima noticia, la suspensión por ocho años del tenista Mariano Puerta por dopaje, al confirmarse el positivo que dio tras jugar la final de Roland Garros y perder ante el español Rafael Nadal.

Puerta, jugador del equipo que llegó a las semifinales de la Copa Davis, es el tercer caso durante 2005 de positivos por dopaje entre los tenistas argentinos, después de Guillermo Cañas y el jugador de dobles Mariano Hood.

El baloncestista "Manu" Ginóbili, campeón olímpico en 2004, ganó por segunda vez este año el torneo de la NBA con los Spurs de San Antonio, el equipo de Gregg Popovic en el que se ha convertido en uno de sus jugadores más importantes.

Nalbandian, sexto en el escalafón mundial del tenis y gran figura en la Copa Davis, terminó la temporada con un éxito notable al proclamarse campeón de la Copa Masters frente al suizo Roger Federer -número uno-, que interrumpió una impresionante serie de éste con 24 finales ganadas consecutivamente.

El futbolista de 18 años Lionel Messi fue campeón mundial sub'20 en Holanda 2005 y de buenas a primeras se convirtió en figura del Barcelona y en fijo en las convocatorias del seleccionador José Pekerman en la etapa previa al Mundial de Alemania 2006.

Estos tres deportistas han sido los que ocuparon los principales espacios en los medios de comunicación del país durante el año y han ganado el premio Olimpia del Círculo de Periodistas Deportivos de Buenos Aires en cada disciplina.

Nalbandian se adjudicó finalmente el Olimpia de Oro como la figura deportiva de 2005.

Argentina logró con comodidad la clasificación para el Mundial de fútbol de Alemania un año después de que José Pekerman asumió como entrenador en sustitución de Marcelo Bielsa.

Mientras que el Boca Juniors, tras una etapa de crisis futbolística que quemó a dos entrenadores en 12 meses (Miguel Brindisi y Jorge Benítez), se alzó bajo la conducción de Alfio Basile con los títulos de campeón de la Recopa Sudamericana, el torneo Apertura local y la Copa Sudamericana.

Los boquenses alcanzaron el récord de 15 títulos internacionales obtenidos por el Independiente de Avellaneda, marca que en Europa ostentan Real Madrid y Milán.

En el Apertura se produjo un hecho inédito: el máximo goleador fue un jugador de un equipo colista, Javier Cámpora, que marcó 13 de los 22 tantos del recientemente ascendido Tiro Federal.

El primer torneo de fútbol de la Primera División del año, el Clausura 2005, lo ganó el Vélez Sarsfield, el equipo que dirige Miguel Angel Russo formado en más de un noventa por ciento por jugadores de la cantera del club.

La mujer deportista de 2005 ha sido Luciana Aymar, proclamada por tercera vez en su carrera como la mejor jugadora de hockey del mundo. "Lucha", del club Quilmes, es la capitana de la selección albiceleste.