Gobernador de Florida firma dos órdenes de ejecución para enero

Por martes 29 de noviembre, 2005

Miami (EEUU), 30 nov (EFE).- Un hombre condenado por el asesinato de un policía y otro por la muerte de una anciana que lo había contratado como carpintero serán ejecutados en enero de 2006 en una prisión del estado de Florida.

El gobernador de Florida (EEUU), Jeb Bush, firmó hoy las órdenes de ejecución de Clarence Hill, quien será ajusticiado el 24 de enero a las 23.00 horas GMT y de Arthur Rutherford, para el 31 de enero, a la misma hora.

Hill fue declarado culpable y condenado a muerte por asesinar al agente Stephen Taylor del Departamento de Policía de Pensacola, en el noroeste del estado, el 19 de octubre de 1982, durante un robo a un banco.

Cuando cometió el delito, el prisionero tenía 24 años de edad y horas antes le había robado el vehículo a una mujer en Mobile (Alabama), junto con un cómplice.

En su confesión, Hill admitió que cuando asaltó al banco y se presentaron dos policías, se acercó a ambos y les disparó por atrás, según datos suministrados por la gobernación de Florida.

Rutherford, por su parte, fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a muerte por asesinar a Stella Salamon, de 63 años, el 22 de agosto de 1985.

Salamon había contratado al reo para que le instalara unas puertas corredizas de vidrio en su casa. La mujer le pagó, pero al no estar conforme con el trabajo intentó que Rutherford regresa para corregir el problema.

El prisionero exigió una gran suma de dinero por ello, a lo que la mujer se negó por lo que Rutherford la asesinó y robó su cartera y la chequera.

El cuerpo de la anciana fue hallado en la bañera, desnudo, y la mujer tenía moretones en la cara, cortaduras en sus labios y tres heridas de gravedad en la cabeza asociadas con una fractura de cráneo.

Un examen forense determinó que Salamon murió ahogada o por asfixia.

El último reo ejecutado por Florida fue Glen J. Ocha, en mayo pasado y se convirtió en el prisionero número 60 ajusticiado por las autoridades desde 1976 cuando se reinstaló la pena de muerte en el estado.

La orden de aplicar las dos penas de muerte emitidas hoy por el gobernador, hermano menor del presidente de EEUU, George W. Bush, se produce en medio de un nuevo debate nacional entre partidarios y detractores de este sistema punitivo en vísperas de consumarse la ejecución número mil.

El ajusticiamiento 999 se realizó hoy en el estado de Ohio, cuando John Hick recibió una inyección letal por matar a su suegra y a su hijastra de cinco años.

La ejecución número mil quedó hoy postergada por unos días debido a que el gobernador de Virginia, Mark Warner, otorgó clemencia a un hombre, Robin Lovitt, que debía recibir mañana, miércoles, una inyección letal en ese estado.

La número mil será ahora la prevista para el viernes próximo en el estado de Carolina del Norte, donde Kenneth Lee Boyd recibirá la pena de muerte por el asesinato de su esposa y de su suegro. EFE