Gobierno acusa a EEUU de violar acuerdo comercial aviones F-16

Por jueves 3 de noviembre, 2005

Caracas,(EFE).- El gobierno venezolano acusó hoy al de Estados Unidos de violar el acuerdo comercial por el que la Fuerza Aérea Venezolana compró 24 cazabombarderos F-16 a ese país.

La denuncia fue expresada por el vicepresidente, José Vicente Rangel, a través de un comunicado que, además, responde a unas declaraciones sobre el asunto emitidas por el embajador estadounidense en Caracas, William Brownfield.

"Cuando EEUU anuncia extraoficialmente que no suministrará repuestos para los F-16 e incluso presiona -como lo señala una información no desmentida por ese gobierno- a Israel para que los aviones no se repotencien allí, está violando cláusulas del contrato", dice la nota.

"La violación, por tanto, es de parte del gobierno norteamericano y no del gobierno venezolano, el cual a la luz de estos hechos es víctima una vez más de presiones inaceptables, que se corresponden con la visión colonial que tiene la administración del señor George W. Bush (presidente de EEUU)", añade el comunicado.

El caso de los F-16 cobró actualidad el pasado domingo cuando el presidente venezolano, Hugo Chávez, volvió a denunciar que EEUU se niega a suministrar repuestos para los F-16 y amenazó con regalar alguno de los aparatos a Cuba o a China para que analizasen la tecnología que incorporan.

A raíz de esas declaraciones, Brownfield dijo que regalar los aviones sin la anuencia de EEUU violaría el contrato de venta por el que Venezuela los adquirió en 1982.

La nota de la Vicepresidencia responde a esa apreciación del diplomático estadounidense y da cuenta de un intento por parte de Venezuela, aparentemente fallido, para que Israel dé mantenimiento a los aviones.

Venezuela adquirió 24 cazas F-16 Falcon durante el gobierno del presidente democristiano Luis Herrera Campins (1979-1984) de los que actualmente quedan 22, ya que los otros dos se accidentaron.

No ha trascendido cuántos de los 22 aviones que quedan permanecen en tierra por falta de mantenimiento, aunque versiones oficiosas apuntan a que más de la mitad están en esas condiciones.

Por otra parte, tanto la aviónica como los equipos propulsores de los cazas venezolanos han quedado desfasados y ofrecen prestaciones muy inferiores a las de los F-16 de última generación.

El problema de los F-16 se suma a las presuntas trabas que EEUU está poniendo para que Venezuela compre un lote de aviones españoles que incorporan algunos sistemas de fabricación estadounidense.

Venezuela anunció su intención de adquirir en España diez aviones de transporte "CASA C-295" y dos de patrulla marítima "CASA C-235".

Portavoces venezolanos apuntaron la posibilidad de sustituir los sistemas fabricados por EEUU por otros similares de otra procedencia para que la operación no pueda ser frustrada. EFE