Gobierno adquiere edificio alojará a Pro-consumidor

Por admin jueves 13 de marzo, 2008

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro-consumidor) abrirá sus oficinas la próxima semana tras formalizarse hoy la compra del antiguo “Edificio Circuito Corporán”, ubicado en la avenida Charles Summer de la ciudad capital. Por la adquisición del edificio se pagará la suma de 46 millones de pesos, cuya operación se formalizó luego de que el Consejo Directivo de la entidad autorizara a su presidente, licenciado Melanio Paredes, a firmar el acto de compra.

Según lo acordado, Pro-consumidor realizó un primer desembolso por 20 millones de pesos a la empresa Procomunicaciones, s.a. y en los próximos sesenta días completará el restante en dos partidas de 13 millones de pesos cada una. Tanto el Presidente del Consejo Directivo y secretario de Industria y Comercio como la directora ejecutiva de la entidad, licenciada Carmen Meléndez, destacaron la importancia de la operación tras asegurar que en lo adelante Pro-consumidor operará a toda marcha.

Pro-consumidor fue creado mediante la ley 358-05, promulgada el 19 de septiembre del 2005, con el objetivo de proteger al consumidor y usuario del daño físico y económico que puede resultar del uso personal o familiar de bienes y servicios. Sustituye a la anterior Dirección General de Control de Precios.

El tres de julio del año 2007 el Poder Ejecutivo emitió el decreto 335-07 que designa el Consejo Directivo Pro Consumidor que está integrado por la licenciada Zoila González, por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales; el doctor José Schouer, del sector salud; Ana Isabel Acosta, de las empresas productoras de mercancías; Marcos Peña, en nombre de los suplidores de servicios, y Altagracia Paulino y Robinson Cruz, de las organizaciones de defensa de los derechos de los consumidores.

La ley de Defensa al Consumidor establece el régimen de defensa de los derechos del consumidor que garantizan la equidad y la seguridad jurídica en las relaciones con los proveedores, sean nacionales o extranjeros, en armonía con las leyes sectoriales.

Entre los derechos que les confiere esta ley a los consumidores están la protección a la vida, salud e integridad física en el consumo de bienes y servicios, la educación sobre el consumo adecuado de los mismos, y recibir de los proveedores información veraz y verificable de la mercancía en venta.

Además, recibir un trato no discriminatorio o abusivo, asociarse y constituir agrupaciones de consumidores y/o usuarios de servicios, acceder a órganos jurisdiccionales para la protección de sus derechos y legítimos intereses, acceder a una variedad de productos y servicios que permitan su elección libre y vivir y trabajar en un medio digno y sano.

Entre las tareas del Consejo directivo figuran ejecutar programas que protejan a los consumidores, realizar investigaciones sobre calidad, pesos y medidas de artículos en promoción, educar a la población sobre sus derechos y brindarles los mecanismos para reportar abusos de los comerciantes.

También someter a los infractores de la referida ley, negociar convenios de colaboración entre entidades homólogas, dirigir trámites de conciliación previa por ante el Instituto Pro-consumidor entre proveedores y consumidores de bienes, así como fiscalizar el adecuado funcionamiento de las instancias de arbitraje de consumo.

Pie de foto: El secretario de Industria Y Comercio y presidente del Consejo Directivo de Pro-consumidor, licenciado Melanio Paredes, y el presidente de la compañía Procomunicaciones S.A., Sr. Antonio Espaillat López, mientras firman los documentos relativos a la operación.