Gobierno asume compromiso formal de cumplir acuerdos de cumbre

Por El Nuevo Diario lunes 2 de febrero, 2009

El Coordinador de la Cumbre por la Unidad Nacional Frente a la Crisis Mundial, Temístocles Montás, dijo éste lunes que el gobierno se compromete ante la sociedad a poner en marcha los resultados del evento, pero aclaró que solo en aquellas medidas que se sienta en capacidad de ejecutar en el curso de este año a fin de evitar frustraciones futuras.

Montás, Secretario de Economía, Planificación y Desarrollo, informó que este martes los funcionarios del gobierno se reunirán para evaluar las diferentes propuestas emanadas de la primera fase de la Cumbre, a fin de determinar cuáles de ellas consideran viables para ser incorporadas al Plan de Acción contemplado para este 2009.

El objetivo central de esta reunión, programada para las 10:00 de la mañana, es que ya para el viernes próximo, cuando está programada el inicio de la segunda fase de la Cumbre, el gobierno esté en capacidad de asumir compromisos frente a los partidos políticos y el resto de más de un centenar organizaciones que han estado participando en el encuentro.

El encuentro, en el que participarán todos los funcionarios que han tomado parte activa en las reuniones de la Cumbre, se efectuará en el Salón de Las Cariátides, en el Palacio Nacional.

El funcionario explicó que este lunes se estaban clarificando cada una de las propuestas que fueron presentadas en las siete mesas de trabajo que operaron en diferentes hoteles de la capital durante el viernes y el sábado pasados.

Se estima que al final se validaron unas 700 propuestas, la mayor parte de ellas dirigidas al tema social y económico, explicó el Secretario Montás al ser entrevistado por Eddy Febles y Víctor Bautista en el nuevo espacio “El Despertador”, del noticiero SIN, que se origina en el canal 7.

“De esas propuestas, posiblemente algunas se estarán implementando a lo largo de este año, pero el gobierno tiene que ver si entre las iniciativas que se han presentado hay algunas en la que evidentemente no está en capacidad de cumplir”, aclaró Montás.

“Esas propuestas tienen que pasar por el rasero de la viabilidad económica. O sea, tomar en cuenta que este es un gobierno que se está manejando con recursos limitados, que muy bien pudiera reorientar en el presupuesto una que otra partida, pero que evidentemente no está en condiciones de resolver todos los problemas que se están planteando en un año”, dijo Montás.

Indicó que el objetivo de la administración del Presidente Leonel Fernández es dar respuesta a todas aquellas propuestas que sean cumplibles y que la gente entienda que ha habido la voluntad en el gobierno en atención al compromiso que se asumió frente a toda la sociedad.

Según Montás, en la República Dominicana hay tres grandes problemas que deberán ser afrontados en el marco de esta Cumbre, uno de los cuales es el ingreso per cápita de la población que en la actualidad es 10 veces inferior al de Estados Unidos y siete veces al de España.

“O sea, dijo Montás, que nosotros somos una sociedad pobre, nosotros no hemos generado los recursos suficiente que se nos considere una sociedad rica”, recalcó el Secretario de Economía.

Un segundo problema es el de la distribución del ingreso, según Montás, pues en el país hay gente que recibe tantos ingresos como los que recibe un norteamericano o un español, pero tenemos gente también que recibe tantos o menos ingresos que los que recibe un haitiano”.

El tercer grave problema, agregó Montás, es el de la institucionalidad y está comprobado que existe una relación muy estrecha entre desempeño económico y desarrollo institucional.

Montás dijo que en lo que respecta a esta Cumbre, está plenamente de acuerdo en que un elemento fundamental que tienen que entender tanto las organizaciones participantes, los partidos políticos y el gobierno es que se cumpla la ley.

“Yo creo que este ha sido un problema histórico, pero, además, a la hora en que nos planteemos elaborar leyes siempre deberíamos tener muy presente que las leyes deben ser viables”, agregó.

Criticó que en un gran número de casos se proponen y se aprueban leyes que la realidad misma demuestra que no son posibles de aplicar.

Citó los casos de las leyes que especializan el 4 por ciento del PIB para educación y el 10 por ciento de los ingresos fiscales a favor de los ayuntamientos.

Montás dijo que aunque está plenamente de acuerdo con lo que disponen ambas leyes, recordó que a la hora en ambas fueron aprobadas no se tomó en cuenta las realidades económicas del Estado Dominicano. Dijo que, por ejemplo, cuando se acordó fijar el 4 por ciento del PIB a educación, en el contexto del primer plan decenal de educación, la presión tributaria vigente era apenas equivalente al 10 por ciento del Producto Interno Bruto.

Consideró que en esa ocasión no se evaluó seriamente lo que se estaba disponiendo, pues de ese 10 por ciento del PIB el gobierno también tenía que disponer recursos para la salud, infraestructura y para el pago de la deuda pública interna y externa.

“Yo creo que esta es una lección que hay que aprender, de que las cosas hay que hacerlas de manera que sean factibles y por eso hemos insistido mucho en esta Cumbre en la necesidad de que cuando se aborden las cosas, sean factibles”, dijo el ingeniero Montás.