Gobierno Chávez garantiza libertad absoluta a la Iglesia Católica

Por viernes 26 de agosto, 2005

Caracas, 26 ago (EFE).- El Gobierno de Venezuela garantizó hoy "absolutamente la libertad" de la Iglesia Católica para ejercer su misión en el país, y manifestó su complacencia por el "redimensionamiento" de las relaciones con El Vaticano.

La vicecanciller venezolana, Delcy Rodríguez, también anunció que el presidente Hugo Chávez hará una visita oficial a la Santa Sede "en los próximos meses".

"El Papa ha pedido libertad para participación en los programas sociales y eso es importante (…), el Gobierno garantiza absolutamente la libertad" de acción a la Iglesia Católica, afirmó Rodríguez en una entrevista con la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Benedicto XVI pidió el jueves al Gobierno venezolano que la Iglesia Católica pueda "disponer, de modo estable, del espacio indispensable y de los medios necesarios para cumplir su misión y su servicio humanizador".

El Papa hizo esa petición ante el nuevo embajador de Venezuela en El Vaticano, Iván Rincón, quien lw presentó ayer sus cartas credenciales.

El encuentro con el Papa "fue muy positivo para el crecimiento de las relaciones (…) hubo un compromiso mutuo para mejorar las relaciones", dijo Rincón hoy en una entrevista telefónica con VTV.

"La relación ahora va a ser honesta, porque no sólo va existir la buena relación diplomática, sino además las coincidencias en los programas sociales y en la lucha conjunta entre el Estado y la Iglesia para resolver el problema de los pobres", agregó.

En ese sentido, la vicecanciller y ministra en funciones de Relaciones Exteriores manifestó que el Gobierno está "muy optimista y complacido por el redimensionamiento de las relaciones" entre Caracas y la Santa Sede.

Delcy Rodríguez opinó que evidentemente en los últimos meses ha habido un distanciamiento entre El Vaticano y sectores católicos venezolanos que "no representan a la Iglesia, sino a partidos políticos".

Una prueba de ello es el nombramiento del nuevo Nuncio Apostólico, Giacinto Berloco, "que viene con disposición a mejorar las relaciones", según la vicecanciller venezolana.

Tanto Rodríguez como el embajador Rincón coincidieron en resaltar que el Papa Benedicto XVI reconoció la labor positiva del Gobierno venezolano en materia social.

"Es innegable la coincidencia de la doctrina social de la Iglesia con la del Gobierno bolivariano", dijo la vicecanciller.

Anunció, además, que en los próximos meses el presidente Chávez hará una visita oficial a El Vaticano, sin dar mayores detalles.

La jerarquía católica y Chávez han mantenido un agrio enfrentamiento, que comenzó cuando el ahora presidente era candidato al cargo y se endureció tras el golpe de Estado de abril de 2002, que derrocó a Chávez durante 48 horas.

En aquel momento, el entonces arzobispo de Caracas, cardenal Ignacio Velasco, fallecido en 2003, avaló con su firma el decreto del autoproclamado presidente de facto, Pedro Carmona, que abolió las instituciones democráticas venezolanas.

La jerarquía católica acusa a Chávez de totalitario, mientras que el Gobierno asegura que muchos purpurados se comportan como "representantes de partidos políticos de oposición". EFE