Gobierno extiende los comedores económicos en el Cibao

Por martes 4 de octubre, 2005

El gobierno extendió la instalación de los comedores económicos móviles para vender raciones alimenticias a cinco peso a los residentes en los barrios pobres de las provincias La Vega y Salcedo.

La información la ofeció el Administrador General de los Comedores Económicos, César López Jiménez, quien dejó en funcionamiento 16 nuevos comedores de expendios móviles en igual número de barrios de esas provincias, en beneficio de sectores de menores ingresos de esa zona.

El funcionario destacó el esfuerzo del Gobierno del Presidente doctor Leonel Fernández y el programa Comer es Primero, destinado a contribuir con la mejoría de la calidad de vida de los mas necesitados.

Cientos de hombres, mujeres, niños y ancianos degustan raciones ricas en nutrientes y calorías en los barrios las Carmelitas, María Auxiliadora, El Tanque, Terrero, Barranca, Las Maras, Jima, Rincón, El Riíto, Ranchito y el barrio Las Cabuyas del municipio de La Vega.

Mientras que en los barrios Cementerio y Rabo Duro de Salcedo, y los barrios Línea Abajo y Cristo Rey en Villa Tapia y Tenares, respectivamente, sus moradores serán beneficiados con el establecimiento de comedores económicos móviles y dos centros de alimentos.

López Jiménez, dijo que con la apertura de los 16 establecimientos, se inicia la ofensiva final del programa de expansión alimentaria que contempla la instalación de más de 200 módulos de expendio y producir más de 200 mil raciones alimenticias en todo el territorio nacional en el año 2005.

Informó que dentro de la política alimentaria del Presidente doctor Leonel Fernández más de 90 mil personas reciben todos los días las raciones alimenticias, contribuyendo de esta manera a una mejor salud y disposición de trabajo y el estudio, en los niños y jóvenes.

La jornada de alimentación del Gobierno tendrá una cobertura total en los barrios marginados de las 14 provincias y municipios que componen el Cibao Central y la Línea Noroeste, entre los que se incluyen Santiago, San Francisco de Macorís, Cotuí, Nagua, Puerto Plata, Samaná, Santiago Rodríguez, Dajabón, Montecristi, Mao, Moca y Bonao, entre otros.

El funcionario precisó que cada ración de comida servida por los comedores económicos en los barrios pobres de la capital y el interior del país es vendida a cinco pesos, a pesar de que su costo aproximado es de 50 pesos, para que la población tenga acceso directo a una alimentación sana y segura.