Gobierno inicia construcción Presa Monte Grande

Por admin viernes 28 de marzo, 2008

BARAHONA.- El presidente Leonel Fernández encabezara este sábado a las 9:00 de la manana en Barahona la ceremonia de inicio de construcción de la presa Monte Grande con una inversión del orden de los 270 millones de dólares y que garantiza agua potable, para irrigación, generar electricidad y mitigar las inundaciones en la Región Sur.

El ingeniero Héctor Rodríguez Pimentel, Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), resaltó que la obra es de vital importancia para lograr el desarrollo en la zona Sur. Recordó que el presidente Fernández anunció en su discurso de rendición de cuentas del pasado 27 de febrero que la presa Monte Grande sería iniciada en breve tiempo y apenas un mes después está cumpliendo con ese compromiso asumido ante el país.

Expresó que el mandatario está consciente de la importancia de la obra y desde un primer momento la asumió como una prioridad, ya que la misma además de incorporar más de 300 mil tareas a la producción agropecuaria, suministrará agua al acuerdo del Suroeste, inaugurado hace algún tiempo por el presidente Fernández y permitirá producir 7,83 megavatios electricidad.

El funcionario dijo que la presa beneficiará de manera directa a los residentes en las provincias Barahona, Independencia, Bahoruco y Azua y de manera indirecta a toda la Región Sur, ya que constituye un elemento esencial para enfrentar la pobreza. Manifestó que la obra permitirá la sustitución del sistema de riego por bombeo por el de gravedad, con lo que se producirá un ahorro anual de energía del orden de los 48 millones de pesos.

Ponderó el interés mostrado por la iglesia católica en que la obra sea una realidad, a través de Monseñor Rafael Felipe Núñez, obispo de la Diócesis de Barahona y presidente del Comité para el Desarrollo de la Región Suroeste. Dijo que son muchos los sectores que se han pronunciado reclamando la obra durante los últimos meses y que con la decisión de iniciar los trabajos de construcción de la presa Monte Grande, el jefe del Estado no hace otra cosa que interpretar el anhelo de esos munícipes.

El ingeniero Rodríguez Pimentel explicó que la obra es una necesidad para controlar las inundaciones que provoca el río Yaque del Sur, además de irrigar más de 700 mil tareas áridas de la zona, beneficiando de manera directa a más de 340 mil personas, además de producir energía eléctrica sin contaminación.

Sobre el control de las inundaciones en la zona, dijo se aspira a reducir la vulnerabilidad de las comunidades de Jaquimeyes, Tamayo, Vicente Noble, Uvillas, Canoa, Peñón, Bombita, Fundación y Pescadería, con una población del orden de las 60 mil personas.

El Director Ejecutivo del INDRHI sostuvo que la obra garantizará agua por gravedad desde la presa hasta la planta de tratamiento al acueducto regional, lo que implica un ahorro de energía equivalente a 23 millones pesos por año.

Precisó que otros beneficios de Monte Grande derivados del inicio de la construcción de la presa es que generará 2,500 empleos durante su construcción, además de otras 1,100 plazas demandadas para la construcción y mejoramiento de la infraestructura de riego.

Explicó que se estima en unos 12,500 los nuevos empleos permanentes que se generarán en la actividad agrícola en las zonas bajo riego, así como también otros 1,500 empleos indirectos en actividades no agrícolas.