Gobierno lanza segunda fase “Telefonía Pública Rural”

Por martes 6 de diciembre, 2005

El Gobierno del presidente Leonel Fernández puso en marcha este martes la segunda fase del proyecto “Telefonía Pública Rural”, instalando servicio telefónico inalámbrico en comunidades apartadas de 18 provincias del país con una inversión que supera los 200 millones de pesos.

A través del proyecto, que se ejecuta mediante el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), el Gobierno comunica vía teléfono a 1,750 localidades rurales y urbanas de la geografía nacional, con lo que además suma un paso de avance en los aprestos por cumplir con los Objetivos del Desarrollo del Milenio.

Al pronunciar las palabras centrales del acto de presentación del servicio, el presidente de Indotel, José Rafael Vargas, explicó que con la iniciativa se busca promover el desarrollo humano, social y económico de los segmentos poblacionales más deprimidos económicamente.

El también Secretario de Estado, sostuvo que se trata de un logro importante del presidente Fernández, ya que conecta a las comunidades más apartadas del país al mundo moderno, fortaleciendo el nivel de vida de toda la población dominicana.

“El proyecto Telefonía Pública Rural, promueve el desarrollo humano, social y económico de los dominicanos de escasos recursos y concreta para ellos un derecho inherente al ser humano, que el progreso de las comunicaciones convierte en inalienable: el derecho a la comunicación y la información”, precisó.

Explicó que las comunidades beneficiadas debieron cumplir con las condiciones de tener una población mayor de 300 habitantes y no disponer de servicio de telecomunicaciones a través de cabina o teléfono público.

El director de Indotel agregó que los beneficiarios del programa podrán realizar y recibir llamadas locales, nacionales e internacionales, y tendrán acceso al servicio de buzón de voz.

En la puesta en marcha de la iniciativa Telefonía Pública Rural en su segunda fase, el vicepresidente Rafael Alburquerque, quien encabezó el acto, realizó una llamada telefónica a la comunidad de Mucha Agua, en la provincia de San Cristóbal, dejando el servicio iniciado simbólicamente.

Monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo de San Juan de la Maguana, tuvo a su cargo la bendición del proyecto, destacando su importancia y los esfuerzos del gobierno por mejorar la calidad de vida de los dominicanos.

Al acto celebrado en el Salón Las Cariátides del Palacio Presidencial estuvieron presentes el jefe de la Policía, mayor general Bernardo Santana Páez, el director del INDRHI, Frank Rodríguez, entre otros funcionarios del gobierno y representantes del cuerpo consular acreditado en el país.