Gobierno llama a empresarios a invertir el doble que el Estado

Por jueves 29 de diciembre, 2005

Caracas, 28 dic (EFE).- El Gobierno venezolano llamó hoy al empresariado a duplicar los 10.000 millones de dólares que invierte el Estado en mejoras del aparato productivo de cara al ingreso pleno del país en el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

"El sector privado está en la obligación de invertir por lo menos otros 10.000 ó 20.000 millones de dólares al año para que esa relación sea dos a uno", manifestó en rueda de prensa el ministro de Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani.

Sin detallar montos sobre la inversión privada actual con ese fin, Giordani agregó que "el descenso (de la inversión privada en la infraestructura productiva nacional) lleva más de 20 años", pero que en los últimos meses "ya empezaron a ver oportunidades".

El ministro de Integración y Comercio Exterior, Gustavo Márquez, sostuvo que el empresariado venezolano debe volcarse "a participar con nosotros y hacer inversiones, porque las oportunidades son inmensas".

"No sólo para atender un mercado interno, que como el venezolano está en franco proceso de crecimiento hacia la sustitución de las importaciones, sino también para acceder al gran mercado del Mercosur, que pronto será nuestro mercado interno", remarcó.

Márquez recordó que a Venezuela se le abrirá un mercado de 258 millones de personas cuando el próximo año asuma la totalidad de los tratados y acuerdos del Mercosur y se convierta en el quinto socio.

"La idea es fortalecer al sector productivo nacional y estamos en diálogos con el sector privado para la conformación de un proyecto nacional" que defina las "bases de negociación" de ese ingreso, "para que de manera consensuada afrontemos este desafío", remarcó.

El ingreso de Venezuela en el Mercosur, reiteró Márquez, será la "gran palanca para impulsar el desarrollo industrial y diversificar el aparato industrial venezolano y elevar su productividad", disminuyendo las importaciones, que en la actualidad atienden la mayor parte del consumo nacional.

"El Estado viene haciendo grandes inversiones y el sector privado tiene que sumarse para que efectivamente podamos lograr la integración de las cadenas productivas, agregar valor (a los productos), expandir el empleo y enfrentar la pobreza, la exclusión social y lograr definitivamente un desarrollo económico y social sostenible", reiteró.

El objetivo final del presidente Hugo Chávez, admitió Márquez, es que los venezolanos sean actores principales de "una integración en la Unión Sudamericana de Naciones", acordada hace un año en una cumbre celebrada en Perú.

En entrevista con EFE, el nuevo presidente de la patronal venezolana, José Luis Betancourt, dijo a mediados de este mes que Fedecámaras desea plantear al Gobierno un plan de protección para evitar la quiebra de empresas nacionales que vislumbran no podrán competir con las argentinos y brasileños, principalmente.

Después de "más de cuatro años de interrupción de comunicación institucional directa" con el Gobierno, "no es nada fácil" ese diálogo admitió Betancourt, al aludir al protagonismo de la patronal en las principales medidas de fuerza que la oposición emprendió hasta hace poco en su intento por sacar a Chávez del poder.

Entre estas destaca el golpe de Estado que en abril de 2002 logró derrocarlo durante dos días, así como una posterior huelga petrolera de 63 días, entre diciembre de 2002 y febrero de 2003 que, sin contar pérdidas privadas, produjo a las arcas fiscales una merma de unos 13.000 millones de dólares. EFE