Gobierno recurre a ley 1955 en estado emergencia uso excepcional

Por lunes 7 de noviembre, 2005

París, (EFE).- Ante la peor ola de disturbios en casi cuatro décadas que azota a barrios pobres de Francia, el Gobierno ha decidido recurrir a una ley adoptada en 1955 para decretar el estado de emergencia en Argelia, y utilizada sólo de forma excepcional.

El primer ministro, Dominique de Villepin, anunció esta noche por televisión que "en este contexto particularmente grave", el presidente, Jacques Chirac, ha decidido convocar mañana, martes, el Consejo de ministros y "aplicar las disposiciones" de la ley de 1955, con lo que los prefectos podrán decretar el toque de queda donde les parezca necesario para restablecer el orden.

El jefe del Gobierno conservador también anunció la movilización de 1.500 reservistas de la policía y la gendarmería, lo que elevará a 9.500 los agentes de seguridad desplegados.

Desde la crisis de Argelia, la ley de 1955 fue utilizada sólo una vez, a mediados los años 80, para restablecer el orden en Nueva Caledonia.

Los prefectos podrán decretar el toque de queda dondequiera que juzguen necesario a partir del miércoles, una vez publicado el decreto pertinente en el Boletín Oficial del Estado.

La ley puede ser aplicada durante doce días, y más allá de ese plazo se requiere la autorización del Parlamento.

El Partido Socialista (PS), principal fuerza de la oposición, advirtió de que estará "extremadamente atento" a la utilización de la ley de 1955.

"La seguridad debe ser restablecida (…). No quiero hacer nada que pueda obstaculizar el restablecimiento del orden republicano. Pero es preciso que sean respetados los principios de libertad. Por tanto, la aplicación de la ley de 1955 debe ser limitada en el tiempo y el espacio", dijo el líder del PS, Francois Hollande.

Los Verdes, por su parte, denunciaron el recurso a esa ley como "una escalada totalmente desproporcionada" que "no resolverá nada" y que "probablemente" expondrá al conjunto de la población francesa a "riesgos mayores que los que pretende evitar".

Un dirigente del partido centroliberal UDF abogó por que el roque de queda sea decretado lo menos posible.

El partido conservador gobernante, UMP, por su parte, aplaudió, como era previsible, la decisión, que había sido reclamada ya por varios políticos. EFE