Grandes retos!

Por Carlos Luis Baron sábado 14 de julio, 2012

Para nadie es un secreto que el Presidente electo de la República va a dirigir una nación con grande s problemas económicos, con una in deseada desigualdad social, y un afán de posiciones en sectores políticos que van en mayor o menor medida a afectar por lo menos los primeros meses el desenvolvimiento del ejecutivo.

Igual es cierto que muchos tenemos claro que Danilo Medina se preparo para dirigir los destinos nacionales y tiene definidos y bien claro lo que necesita el país y las soluciones a esos grandes males.

La salud y la educación, el empleo, la vivienda digna, la lucha contra la corrupción son al parecer de una inmensa mayoría los grandes reto s para un gobernante que prometió o sino resolverlos por lo menos paliarlo en la medida de lo posible.

La corrupción, un mal de todos los gobiernos, debe ser enfrentada, no se puede seguir permitiendo que a un pueblo pobre lleno de necesidades se le quite o se le robe parte de lo poco que tiene para hacer frente a sus necesidades, es delicado el tema, pero un gobierno ético y moral como el que prometió Danilo solo tiene que dejar actuar la justicia, para que la misma sea todo lo independiente que se pueda en un país donde todo, pero todo parece y aparece contamina-do por el vicio de robarse lo que es del pueblo para luego exhibir lo como un trofeo ante la vista de una sociedad alarmada y que cuestiona abiertamente semejante osa día que ha quedado por años sin sanción aunque todos conocemos la forma en que muchos políticos se han hecho multimillonarios en cincuenta y tantos años de vida democrática.

Danilo Medina tiene retos, pero su mayor reto debe ser gobernar des de el principio sin amiguismo ni partidismo, sin compromisos que le perjudiquen y perjudiquen el país, sin presión ni temor, con la vista puesta en Dios y en el pueblo que le eligió, buscando el beneficio de esa mayoría nacional, y que solamente sea para él la gloria de ser el heredero verdadero de un hombre historia como Juan Bosch, moral y ético por encima de las conveniencias políticas y la politiquería que todo o casi todo lo contamina en una nación de retos sociales que deben ser solucionados en la medida de lo posible para darle firmeza al sistema político que nos hemos dado y que debe servir a las grandes mayorías porque es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo.

Amén!!