Hablando con los hechos

Por Carlos Luis Baron lunes 31 de diciembre, 2012

Danilo Medina, fue catalogado por críticos y analistas interesados, de carecer del carisma necesario para ganar las pasadas elecciones.

“Su principal dificultad es que luce mandilón, tartamudo y carente de carisma y de ángel” escribió por lo menos uno, antes de la contienda en la que resulto vencedor contra todos los pronósticos de los “científicos” que sin tomar en cuenta sus capacidades formativas, su coraje emprendedor y su fabuloso control de la estrategia, le negaron toda oportunidad de salir airoso.

Se argumento que “le hace falta encontrar a su propio yo político” y no falto quien le declara “cadáver político”, tesis que se pudo haberse reforzado cuando el treinta de junio 2010, Danilo Medina anuncio desde el cementerio de la Vega, sobre la tumba de Juan Bosch que “iré tras la candidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana, respetando sus métodos de trabajo”.

A cuatro meses y medio de estar ejerciendo la presidencia, Danilo Medina ha dejado que los hechos hagan honor a sus palabras, d en cada disposición y acción de su gobierno de que aplica el programa de realizaciones prometido en la campaña, validando la credibilidad que el pueblo le reconoció al catapultarlo a la primera magistratura del país.

Desde las primeras medidas y luego con la elaboración de un presupuesto que recoge (dentro de las limitaciones) las demandas principales de la sociedad y de su agenda, ha mandado la señal de lo que mejor de su gobierno está por venir y cada vez son menos los incrédulos, aunque nadie puede quitarle el derecho que tienen los profetas del desastre a expresar, en artículos, comentarios y coloquios que “Danilo es más de lo mismo”.

Iniciado el nuevo año, el presidente, ajustara la carga en el camino para hacer que sus políticas sociales derramen las riquezas mojando todos los rincones de la sociedad y lo mejor es que se evidencia que lo hará apegado a la ética, la moral y sobre todo a la razón que no es más que la justicia y la equidad social.

De seguro aprovecho el asueto de fin de año, para compartir en familia y para darle el adecuado mantenimiento al mercedes 600 en el que hará la ruta de su gobierno cumpliendo la promesa de darle cuatro años de bienestar al pueblo dominicano.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.