Hijo menor de Pinochet en la cárcel envía mensaje a su padre

Por domingo 14 de agosto, 2005

Santiago de Chile, 14 ago (EFE).- Marco Antonio Pinochet, el hijo menor del ex dictador chileno Augusto Pinochet, y quién cumple hoy su quinto día en la cárcel, procesado por fraude tributario, envío un mensaje a su padre a quién recomendó "mantener la tranquilidad".

Al ex general Luis Cortés Villa, director de la Fundación Pinochet, quién le visitó hoy en la cárcel, Marco Antonio le solicitó: "dile a mi papá, por favor, que esté tranquilo porque yo estoy tranquilo", subrayó.

Según declaró Cortés a la emisora Bío Bío, de Santiago, el hijo menor del ex gobernante de facto está más preocupado por la salud de su padre que por la situación judicial que le afecta a él.

Marco Antonio y su madre, Lucía Hiriart, fueron procesados por el juez Sergio Muñoz, que investiga el origen de la fortuna de ex gobernante de facto, y quedaron bajo arresto el miércoles pasado pero ese mismo día les concedió la libertad provisional bajo fianza con consulta a la Corte de Apelaciones.

Al otro día, los tribunales acogieron por unanimidad la propuesta del magistrado y concedió la libertad a la esposa del ex dictador chileno, de 82 años, previo pago de una fianza pero se la denegó a su hijo por considerarlo "un peligro para la sociedad".

Cortez Villa, reconoció que el hijo menor, a quién calificó como una persona bastante conservadora "ahora está muy callado".

"Es más conversador, pero lo noto muy callado", añadió el ex militar, uno de los colaboradores más cercanos de la familia Pinochet Hiriart.

El pasado miércoles, tras ser detenida su esposa y su hijo menor, Pinochet, asumió toda la responsabilidad en los hechos que investiga el juez Muñoz y subrayó que ninguno de los dos tiene participación en los hechos.

"Si a alguien quieren encarcelar, enjuiciando a una parte de la historia de Chile, que sea a mí y no a personas inocentes", decía el el ex dictador en un texto en el que por primera vez reconoce algún grado de responsabilidad en hechos irregulares.

Marco Antonio recibió este domingo la visita de su esposa María Soledad Olave y la de su sobrino Rodrigo García Pinochet, quién insistió en que su tío "es totalmente inocente".

Sin embargo, no recibió la visita de su madre, como esperaba el imputado y según trascendió en Capuchinos, un acomodado recinto carcelario hasta donde son trasladados los delincuentes por delitos económicos, la esposa de Pinochet no llegó hasta el lugar por los problemas de salud que le afectan, entre ellos una hipertensión.

El juez Muñoz estableció que Augusto Pinochet evadió impuestos al Fisco chileno por 30,8 millones de dólares.

La prensa local coincide hoy en señalar, que la detención de la esposa de Pinochet y de su hijo menor, es sólo la punta de un iceberg, y que en el caso de la fortuna de Pinochet, podrían estar involucrados más familiares del ex comandante en Jefe del Ejército, y algunos ex generales que colaboraron estrechamente con él. EFE