Hipólito caudillo dominicano

Por Carlos Luis Baron domingo 8 de julio, 2012

Apuntalado en nuestra tradición de siglos de caudillismo, surge y  resurge Papa, insólito caudillo dotado de fuerte personalidad y cualidades excepcionales.

Ahora, como en los tiempos de la montonera, insurgente, desafiando la institucionalidad y poderes públicos, azuzado por estrategas dragones y patrocinado por el 47% de la población, fuente de su poder, ahí reside su fortaleza y grandeza.

Enfrenta la facción no insurgente del PRD, contubernio oficialista, aferrada y amparada en la competencia del fallo TSE, lo racional y la institucionalidad, pero no cala en el corazón del pueblo.

Con su inefable estrategia de Ludovico el loco, intenta, vía mediática, enfrentar la corrupción y amenazaba, reiteradamente, judicializar la política.

Sus discursos parecen parodias y sus actuaciones comedias, pero parece gustar al menos a la mitad de la población.

Imprudente y loco son sinónimos, y la verdad no siempre es prudente, a veces ni pertinente.

Si goza de salud, si es longevo, habrá Papa por muchos años, ¡ Hipólito Mejia caudillo dominicano, por la gracia de Dios !.

El emblemático Papa, hubo que enfrentarlo con los libretos combinados de Goebbels y Maquiavelo, ofensivas, recursos, campaña negativa, abstensión inducida y un festival de tácticas de guerra.

Consagrado caudillo al fin, muestra calidad y liderazgo imbatible, fuerte osado, noble, todo un politicazo.

Favorito del proletariado y los empresarios, pero el insólito caudillo falla por estrategia, muy a pesar de su inmenso liderazgo.

Es innegable, no podemos renegar de Papa, pues cuando aparece Nicolás, ya Ludovico era leyenda triunfal, de ser longevo hay caudillo, por y para mucho.

Autoproclamado, con razón de sobra, líder de la oposición, puede, perfectamente aglutinar sus hordas, sus aliados, los disidentes variopintos, los viejos robles y sus mas de dos millones de seguidores.

Dotes le sobran, para emprender un proyecto de nación, una realización patriotera, le basta con fundir y aliar MODA, PPH, aliados y facción insurgente.

Luce blindado, invulnerable, inagotable, deslinda la señal del ruido, resiste la resaca de la derrota, sin desgaste, con olímpico estoicismo.

Su mayor fortaleza es el palpitar de las masas hambreadas e irredentas y favorito del proletariado marginado y excluido.

¡ Hipólito Mejia ,caudillo dominicano, por la gracia de Dios !

Desde Montreal