Hipólito Mejía; en tan solo 4 años

Por Carlos Luis Baron martes 15 de mayo, 2012

Sin temor a equivocarme aseguro que bajo la dirección del presidente Hipólito Mejía se superó con creces las realizaciones con respecto a todo lo relacionado con viviendas, inclusive las del presidente Joaquín Balaguer, que es mucho decir, ya que en todo el país se beneficiaron 465 mil 100 familias.

El presidente Mejía tomo con sensibilidad la necesidad de la población más vulnerable de mejorar o poseer una vivienda, que le permitiera vivir con dignidad; como Dios manda, para lo cual a través del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), (que dicho sea es el único organismo que debería de ocuparse de este renglón) emprendió desde el inicio del periodo 2000-2004, una acelerada política de construcción y mejoramiento, así como de terminación de las ya iniciadas por otras administraciones, cumpliendo con el principio de continuidad del estado.

En ese sentido se planifico combatir la pobreza en coordinación con organizaciones religiosas y sociales e involucrando los mismos propietarios en elmejoramiento de 45 mil viviendas, procediendo a cambiárseles ventanas, techos, puertas y otras partes inservibles, así como otras 50 mil le fueron cambiadas el piso de tierra por cemento.

Conjuntamente con el sector privado en proyectos bilaterales el gobierno del presidente Mejía financió y aportó los terrenos necesarios, para levantar 17 mil viviendas. Cabe destacar que este en defensa de los intereses nacionales, contrario a lo ocurrido en el gobierno peledeista, rechazo de la empresa Sund Lan y del banco Exinbank un préstamo de 115 millones de dólares, destinado a la construcción de viviendas, por considerarlo oneroso para el país.

Hipólito Mejía con la sensibilidad que le caracteriza considero la necesidad de acudir en auxilio a los de menores ingresos construyéndoles 32 mil viviendas en tan solo cuatro (4) anos y así descontinuar la acostumbrada política de anteriores gobiernos de construirles a los ricos. Estos proyectos en su mayoría rondaron el costo de 200 a 250 mil pesos y nunca excedieron del medio millón de pesos. Al tiempo que se reconstruyeron 60 mil viviendasy se repararon 255 mil, diseminadas en toda la geografía nacional.

De las unidades nuevas distribuidas en 159 proyectos, una significativa cantidad fueron prefabricadas. Por otra parte se levantaron 6 mil 100 viviendas de bajo costo para damnificados de tormentas y huracanes.

Así pues, que el hecho de que 465,100 familias vieran mejorar su calidad de vida, tanto con la obtención de una nueva vivienda, como con el mejoramiento de la ya existente, es un verdadero programa de combate a la pobreza, contrario a lo que hemos visto en los 12 años de gestión del PLD, que con un déficit habitacional rondando el millón 300 mil (1,300,000) solo se han empeñado en construir en la ciudad capital, ejemplo palpable son los proyectos de la avenida Gregorio Luperón, construidos para los millonarios compañeros del comité político y para funcionarios del gobierno que encabezan Leonel, Margarita y Danilo.

Ahora; que regresa el presidente Hipólito Mejía, no nos cabe duda de que continuara con esta loable política de viviendas. Pero; Para Todos…

El autor es periodista.