Histórica sentencia contra miembros de Al Qaeda relacionados 11-S

Por lunes 26 de septiembre, 2005

Madrid, (EFE).- Dieciocho miembros de Al Qaeda fueron hoy condenados por la Justicia española por su vinculación con los atentados del 11-S en EEUU, en un sentencia histórica, al ser la primera en España contra miembros de la organización que dirige Osama Bin Laden.

El procesado que mayor condena recibió fue Imad Eddin Barakat Yarkas, "Abu Dahdah", sentenciado a 27 años de cárcel como responsable de la célula de Al Qaeda que fue desarticulada en España en noviembre de 2001, apenas unos meses después de los atentados del 11-S.

La Audiencia Nacional también ha condenado a penas de entre 6 y 11 años a 17 de los otros 23 acusados de formar parte de este mismo grupo y decidió absolver a seis de los procesados.

Entre los condenados en este proceso, que tuvo lugar entre el 22 de abril y el 5 de julio, figura el periodista de la cadena qatarí "Al Yazira" Taysir Alony, sentenciado a 7 años.

La lectura de la sentencia tuvo lugar en el mismo recinto de la Casa de Campo de Madrid en el que se celebró el macrojuicio contra estos activistas radicales islámicos y que, como durante toda la vista, estuvo rodeado por un fuerte dispositivo de seguridad para evitar incidentes.

La sentencia considera probado que "Abu Dahdah" conocía "los siniestros planes de inmediata ejecución" de los atentados de EEUU perpetrados en septiembre de 2001.

Según el fallo, el procesado "estaba al corriente" de los citados planes y "los asumió como propios siendo puntualmente informado de sus preparativos".

La sala, sin embargo, no condena a "Abu Dahdah" como responsable de las 2.973 muertes ocurridas ese día, sino sólo como autor de un delito de conspiración para cometer homicidio terrorista.

La sentencia explica que "no ha resultado probada la realización por parte de tal acusado de actos ejecutivos -anteriores o coetáneos- en el atentado del 11-S (…), prevaleciendo pues su derecho a la presunción de inocencia".

La Fiscalía solicitaba para el responsable de la célula 74.337 años de prisión, la misma pena que para otros dos procesados, Driss Chebli y Ghasoub Al Abrash.

Pese a que las condenas impuestas son muy inferiores a las solicitadas por el ministerio público, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, se declaró hoy "satisfecho" con la sentencia.

En declaraciones a los periodistas tras la lectura del fallo, Fungairiño aseguró que la sentencia atiende a las peticiones hechas por el fiscal del caso, Pedro Rubira, y confirma su "hipótesis" de que para luchar contra el terrorismo islamista "no hacen falta guerras ni campos de detención", en referencia a Guantánamo.

Al ser preguntado sobre si la Fiscalía va a recurrir la sentencia, teniendo en cuenta que no refleja la elevada petición de penas planteada por Rubira, el fiscal jefe dijo que la decisión se tomará después de estudiar a fondo la resolución.

Una vez notificado el fallo, las partes tendrán el plazo habitual de diez días para interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo español.

Los tres jueces de la Audiencia Nacional han debatido la sentencia durante dos meses y han redactado cerca de 500 folios para considerar probada la existencia y formación de una célula organizada de Al Qaeda en España que pudo contribuir al atentado contra las torres gemelas de Nueva York.

Los medios españoles han destacado la importancia de esta sentencia por cuanto podría establecer un precedente para el juicio que se celebrará contra los autores de los atentados del 11-M en Madrid de 2004.

De hecho, durante el juicio contra esta célula de Al Qaeda, los investigadores trataron de probar la vinculación de sus responsables con algunos de los sospechosos de haber planeado los ataques en la capital de España.

Así, Imad Eddin Barakat, "Abu Dahdah" fue visto en Madrid con Moutaz Almallah, detenido en Londres en relación con el 11-M, según la policía española.

Este encuentro se habría producido cuando "Abu Dahdah" y Almallah acudieron en 1998 al aeropuerto madrileño de Barajas a recoger al supuesto correo de Al Qaeda en Europa Mohamed Bahaiah. EFE