Hospital Elías Santana opera de la vista a 60,000 pacientes pobres en 22 años

Por viernes 11 de abril, 2008

Desde su fundación, hace 22 años, el hospital Doctor Elías Santana ha operado de la vista a 60 mil pacientes de escasos recursos, tarea que continúa actualmente con el apoyo del Seguro Nacional de Salud (SeNaSa), del Despacho de la Primera Dama Margarita Cedeño de Fernández y de donantes privados.

Durante ese lapso, el centro médico cristiano ha formado a unos cien oftalmólogos y subespecialistas en esa rama, la mitad de ellos dominicanos y el resto de Europa, Asia, Norteamérica, Sudamérica y Centroamérica.

“Los primeros tres años en nuestra escuela son de docencia en oftalmología general y luego el oftalmólogo recibe un año adicional en una subespecialidad, de ocho disponibles, entre ellas glaucoma, catarata, retina y vítreo, estrabismo y oftalmología pediátrica”, explicó el doctor Juan Francisco Batlle.

El director del Departamento de Oftamología del Elías Santana y co-fundador de ese hospital, junto a los misioneros cristianos William y Janice Hunter, informó que allí son formados 24 residentes, mientras que siete oftalmólogos realizan subespecialidades.

RD a la vanguardia en oftalmología

Tanto el hospital Elías Santana como la Fundación Centro Láser han colocado al país a la vanguardia de los adelantos científicos y tecnológicos en oftalmología, pues poseen desde el láser excimer para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, hasta las máquinas más sofisticadas de facoemulsificación para eliminar la catarata.

“También tenemos toda la variedad de lentes intraoculares e, incluso, un arsenal de medicamentos no disponibles siquiera en Europa, como el Bigamox, un antibiótico de amplio espectro. Igualmente, hemos entrenado en Centro Láser a cerca de 275 oftalmólogos norteamericanos en la implantación del Lente Intraocular de Cámara Posterior o ICL”, destacó Batlle.

Hermosa fórmula

Los graduandos de la Escuela de Oftalmología del Elías Santana brindan servicios dentro y fuera del país. De hecho, 15 de ellos ejercen sus subespecialidades tanto en la Fundación Centro Láser como en el propio hospital, al que donan su tiempo para contribuir con la salud visual de los más pobres.

Los residentes del Elías Santana, en tanto, ayudan a las personas de escasos recursos durante su entrenamiento. Hacen obras de caridad y, al mismo tiempo, adquieren los conocimientos y prácticas necesarios para su especialidad. Y, cuando se gradúan, enseña a otros médicos lo que han aprendido. “Tenemos docencia, aprendizaje, servicio caritativo y mejora de la oftalmología en República Dominicana”, resaltó Batlle, quien es también director del Comité para la Prevención de la Ceguera.