Hoteleros españoles desconocen el estado de sus hoteles en México

Por lunes 24 de octubre, 2005

México, 24 oct (EFE).- Hoteleros españoles desconocían hoy el estado de sus hoteles en la zona de la turística península del Yucatán denominada Riviera Maya, sobre el Caribe mexicano, tras recibir el golpe del huracán "Wilma". El gerente del hotel Barceló en Ixtapa, Gustavo Jiménez, dijo a EFE que de momento no saben como han quedado sus establecimientos ubicados en la zona devastada.

La cadena Barceló cuenta con dos hoteles en Cancún y tres sobre la carretera entre Chetumal y Puerto Juárez.

El problema, dijo Jiménez, es que "tanto de Cancún como de la Riviera Maya han sido imposibles las comunicaciones".

La Riviera Maya está en la costa caribeña del estado de Quintana Roo e islas aledañas, como Isla Mujeres y Cozumel.

"No tengo datos precisos de los daños en el hotel de Cancún, pero tengo entendido que a lo largo del día se pondrán en contacto con la central, utilizando un teléfono satelital", agregó.

Una fuente de Barceló explicó que desde el pasado jueves por la mañana el grupo empresarial no tiene información sobre los hoteles en la zona y señaló que su gerente general, Miguel Angel Guardado, se trasladó a Cancún.

Entre las empresas hoteleras españolas con instalaciones en Cancún, Playa del Carmen y otros puntos de la Riviera Maya se encuentran Barceló, Sol Meliá, Riu, Grupo Piñeros (Bahía Príncipe), Iberostar y NH.

"Wilma", que el fin de semana se abatió sobre Cancún con categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson (cuyo máximo es cinco) y que hoy pasó por Florida (sureste de EEUU), golpeó gravemente a los hoteles de Cancún, ahora aislados por las inundaciones en la principal carretera de acceso a la zona hotelera.

Efectivos de la policía y del Ejército mexicano vigilan la zona para impedir saqueos y actos de vandalismo como los ya registrados en hoteles y otros establecimientos comerciales.

Los daños en la zona hotelera de Playa del Carmen son también considerables, aunque las estructuras de los grandes establecimientos no se han visto demasiado afectadas.

Los hoteles del centro de Cancún han resistido mejor el embate de los vientos, pero todas las estructuras externas están dañadas.

Por medio de la oficina de relaciones públicas de NH, EFE supo que esta cadena española aún no tiene nada que informar acerca de la situación de la infraestructura de su hotel en Cancún.

Por su parte, los hoteles Westin y Sheraton de Cancún, ambos propiedad de la cadena estadounidense Starwood, anunciaron en un comunicado que ha comenzado el regreso de huéspedes a sus instalaciones.

Aproximadamente 600 huéspedes de ambos hoteles, que llevaban alojados cuatro días en un refugio atendido por 60 empleados de la cadena, fueron conducidos a las instalaciones del hotel Westin.

Según el comunicado, tanto huéspedes como empleados se encuentran en perfectas condiciones, y que, "si bien ambas propiedades han sufrido severos deterioros, no han sido daños estructurales", aunque precisó que "no se conoce con exactitud la magnitud de los mismos".

La cadena informó también de que sus otras cinco propiedades en Mérida y Campeche (sureste de México) "están operando en perfectas condiciones y no han sufrido daño alguno por el paso de 'Wilma'".

En una reunión con el presidente de México, Vicente Fox, quien se encuentra en Cancún al frente de los trabajos de emergencia, representantes del sector hotelero consideraron hoy que la zona devastada quedará reconstruida completamente en cuatro meses.