Huelguistas ablandan posición y se muestran optimistas en crisis

Por martes 23 de agosto, 2005

Quito, 23 ago (EFE).- Los representantes de las provincias ecuatorianas en huelga se manifestaron hoy "optimistas" por el resultado de las conversaciones en Quito, tras destacar que tanto ellos como las petroleras han flexibilizado sus posiciones.

En el segundo día del diálogo para solucionar la crisis abierta en Ecuador por la huelga iniciada el 14 de agosto en las provincias de Orellana y Sucumbíos, que ha obligado a suspender las exportaciones de petróleo del país, las tres partes implicadas -Gobierno, huelguistas y empresas- se reunieron por separado.

Los huelguistas analizaron la propuesta de las empresas petroleras que explotan pozos en la región amazónica, en las que se plantea la inversión en la construcción de carreteras y la contratación de personal de la zona para los trabajos.

Los representantes de los manifestantes, que reclaman una mayor inversión en infraestructuras en una región que produce importantes divisas para el país por el petróleo, han presentado una contra propuesta, en la que "ablandan" sus posiciones, según dijo a EFE el alcalde de Nueva Loja, Máximo Abad.

"Estamos dispuestos a ceder en algunos aspectos de tal manera que el diálogo no se estanque. Nos parece importante el hecho de que hay predisposición de las empresas para llegar a un acuerdo", agregó.

Se han "allanado los caminos y vamos avanzando", dijo Abad.

Aunque no profundizó en detalles "para no dañar las negociaciones", el alcalde anotó que la flexibilización tiene que ver con montos y cantidades de obras, aunque hay puntos que son "irrenunciables", como la necesidad de que se amplíe el porcentaje para las provincias del impuesto que pagan las petroleras al Estado.

Abad cree que "hay que ser optimista" sobre las negociaciones con las petroleras, aunque es consciente de que la parte más difícil vendrá cuando traten con el Gobierno la permanencia de la empresa estadounidense Occidental (Oxy) en Ecuador, pues opinan que ha violado la Ley.

Los huelguistas exigen la caducidad del contrato de operación de la Oxy, al considerar que ha violado la Ley al haber traspasado el 40 por ciento de sus acciones a la canadiense Encana sin informar al Estado.

El Gobierno aduce que ese tema no se abordará en el diálogo, pues el asunto está ahora en estudio del Ministerio de Energía, que, entre sus documentos de análisis, tiene el fallo de la Procuraduría que considera que Occidental violó la Ley.

El Parlamento analizó hoy, en su primera sesión tras las vacaciones, la posibilidad de exigir que se derogue el estado de emergencia que por séptimo día rige en las provincias de Orellana y Sucumbíos, las cuales están bajo control militar.

El diputado del movimiento Pachakutik, Ricardo Ulcuango, criticó el estado de emergencia: "no es posible, salimos de un gobierno 'dictócrata' y caemos en otro", dijo, con un vocablo que acuñó el destituido presidente Lucio Gutiérrez para explicar que tendría mano dura con los corruptos y sería justo y democrático con el pueblo.

Por otra parte, desde las provincias en huelga se exigió hoy al ministro de Energía, Iván Rodríguez, que explique los cálculos del Gobierno para cifrar en 500 millones de dólares las pérdidas acarreadas hasta noviembre por la huelga.

El Gobierno ha realizado los cálculos, entre otras cosas, con base en lo que dejará de recibir por la reducción de la producción y por la aún paralizada venta de petróleo, el principal producto de exportación de este país.

Precisamente, para tratar de superar las dificultades en que ha caído el país al no tener petróleo para cumplir sus compromisos internacionales, una comisión de ministros viajó hoy a Caracas para canalizar el ofrecimiento de Venezuela de prestar crudo a Ecuador.

Los delegados ecuatorianos viajaron a Venezuela después que el presidente de ese país, Hugo Chávez, aceptase la solicitud de Quito de prestar petróleo a Ecuador.

Por su parte, el Gobierno sufrió hoy una segunda baja de altos cargos desde que se inició esta crisis, al renunciar el secretario de Comunicación, Andrés Seminario, que se suma a la dimisión de la semana pasada de Solón Espinosa al Ministerio de Defensa.

Aún sin conocerse los motivos por las cuales el gobernante Alfredo Palacio pidió la renuncia a Espinosa, fuentes de la Presidencia indicaron hoy a EFE que Seminario renunció "por asuntos personales en general y alguna preocupación por el tema del manejo de comunicación en el Gobierno". EFE