Iglesias abandona la clínica contento de que América Latina siga en paz

Por admin lunes 10 de marzo, 2008

Santo Domingo, 10 mar (EFE).- El secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, salió hoy de la clínica dominicana donde estaba internado desde el pasado viernes, contento de que "América Latina sigue siendo una región de paz", según dijo a Efe.

Iglesias sufrió un problema intestinal y el viernes pasado fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de una clínica privada de Santo Domingo, por lo que no pudo asistir a la vigésima cumbre de Jefes de Estado del Grupo de Río que tuvo lugar ese mismo día en la capital dominicana.

En declaraciones a Efe, tras recibir el alta, Iglesias calificó hoy de "memorables" los abrazos que sellaron en esa cumbre el final de las desavenencias entre Colombia y Ecuador, Nicaragua y Venezuela, por un ataque colombiano a un campamento de la FARC en territorio ecuatoriano.

Opinó que a partir de ahora los asuntos pendientes entre los países afectados se irán resolviendo "a medida que el dialogo vaya avanzando".

"Si algo mostró la reunión (del Grupo de Río) es que hay solución a los temas, que tenemos que seguir conversando por resolverlos", dijo.

En la primera parte de la cumbre se oyeron comentarios y críticas muy fuertes pero al final, a instancias del anfitrión, el presidente dominicano, Leonel Fernández, las partes enfrentadas dieron por zanjadas sus diferencias.

Iglesias elogió la "actitud muy franca de los presidentes, que dijeron en la cumbre lo que decían fuera de ella", y opinó que esa actitud abrió "las puertas a un proceso de entendimiento recíproco".

Para Iglesias, ex canciller de Uruguay y ex titular del Banco Interamericano de Desarrollo, la capacidad de dialogo de Latinoamérica "es un gran activo que hay que mantener".

"En nuestros temas siempre existen problemas -continuó- pero lo importante es que no se pierda esta capacidad de dialogo que tenemos, que ya es proverbial y que hay que alimentar para poder realmente hacer frente" a los conflictos, señaló.

"Se normalizaron las relaciones, se normalizaron las fronteras y sobre todo se creó un clima de confianza, porque todo lo que se estaba diciendo afuera se dijo dentro de la reunión, y eso, para mí, fue una especie de catarsis colectiva que llevó a este acuerdo y a esos abrazos finales, que son realmente memorables", concluyó. EFE.