Ignacio Bosque: “La nueva Gramática será como un mapa del idioma”

Por sábado 26 de noviembre, 2005

Madrid, 26 nov (EFE).- Académicos de la Lengua de varios países se reúnen el lunes en Avila para concluir nuevos capítulos de la "Gramática de la Lengua Española" que, por vez primera, describirá el español de todo el mundo hispanohablante y será "como un mapa del idioma", dijo a EFE Ignacio Bosque, coordinador del proyecto. La reunión de Avila, que durará toda la semana, estará presidida por el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, y será la cuarta que celebre la Comisión interacadémica que prepara la nueva Gramática y que se encarga de dictaminar el texto básico preparado por el académico español Ignacio Bosque.

La Gramática "será normativa y descriptiva a la vez, pero también reflexiva porque intenta reflexionar sobre el idioma y no ofrecer datos sin más", indicó el académico, ponente de la RAE en este proyecto y de la Asociación que agrupa a las veintidós Academias de la Lengua Española.

Ellas son las autoras de esta nueva obra de referencia, como lo han sido también del "Diccionario panhispánico de dudas", que se presentó el pasado 10 de noviembre en Madrid y se está difundiendo en Hispanoamérica.

La Gramática, que sustituirá a la de 1931, es sin duda panhispánica y, como aseguró Bosque, ofrecerá "un panorama general de las estructuras sintácticas, morfológicas, fonológicas y fonéticas del idioma".

El proyecto está ya muy avanzado y de ahí que las reuniones de Avila tengan "una enorme importancia", señaló el académico.

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua ejercerá de anfitrión y en las sesiones participarán representantes de las siete áreas lingüísticas en que las Academias se han dividido para trabajar: México y Centroamérica, Antillas, Caribe continental, área andina, Río de la Plata, Chile y Estados Unidos.

Este proyecto se puso en marcha hace siete años y, desde entonces, las Academias redactan entre todas cada capítulo. Aunque habitualmente la comunicación y el intercambio de textos se hace por correo electrónico, "de vez en cuando hay que reunirse en torno a una mesa y discutir las dudas", explicó Bosque.

Y eso es lo que se hará en Avila. Discutirán sobre una decena de capítulos a los que previamente se les ha incorporado las observaciones y sugerencias formuladas por cada Academia.

También fijarán las cuestiones de concepto necesarias para acometer la última etapa de preparación de la obra.

La Gramática "no será solo para especialistas", sino que va dirigida a todo tipo de hablantes.

Pero, al mismo tiempo, las Academias quieren que sea una obra "rigurosa, actualizada, que esté a la altura, y eso plantea una especie de tensión" a la hora de expresar determinadas cuestiones, reconoció Bosque, catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los mayores expertos en Gramática del área hispanohablante.

Si las previsiones se cumplen, el borrador general estará listo a finales de 2006, y un año después llegará a la calle. Habrá dos versiones: la completa, de unas 2.000 páginas, y el compendio, de unas 500.

En la versión abreviada irá "lo fundamental de la obra" y su lectura será fácil. No hará falta haber estudiado lingüística o gramática.

Lograr el consenso entre las Academias está siendo fácil. "La gran diferencia en el español está en el léxico, -no hace falta ir a América para comprobarlo, dijo Bosque-, pero en la sintaxis, afortunadamente, la variación es menor".

"Por eso se puede hacer una sola gramática para todos, y la de las Academias se supone que va a servir igual para un señor de Chile, Colombia y Venezuela o de Sevilla, Barcelona o Murcia".

"Es la Gramática del español común", subrayó Bosque.

En reuniones como las de Avila es frecuente, no obstante, que los académicos americanos hagan ver a los españoles que "construcciones que se presentan a veces como generales son solo propias del español de España", incidió el ponente.

En la Gramática se recogerá así la norma común, pero también se reflejarán las diferencias de cada zona y "se describirá cómo se dice una misma expresión en cada parte del mundo hispánico", agregó.

Ignacio Bosque no dudó en afirmar que, desde el punto de vista personal, la nueva Gramática de las Academias es "el proyecto más importante" de su vida, y consideró "un honor" y "una gran responsabilidad" que lo hayan elegido como ponente.