Impiden entrar a RD trabajadores haitianos que viajaron a su país en diciembre

Por admin domingo 6 de enero, 2008

SANTO DOMINGO.-La Dirección General de Migración y del Cuerpo Especializado Fronterizo (Cesfront) tenían impedido de entrar a la República Dominicana de unos 351 trabajadores inmigrantes haitianos, luego que estos visitarán a sus familiares en el mes de diciembre. Antes de su partida se había llegado a un acuerdo con Migración y las autoridades militares para estos volver al país y reintegrarse a sus labores en fincas agrícolas en distintas localidades de la Línea Noroeste.

No fue hasta este domingo en horas de la tarde cuando las autoridades de Migración les permitieron el ingreso, debido a las protestas del padre jesuita Regino Martínez, quien funge como coordinador de Solidaridad Fronteriza en Dajabón.

En tanto los sacerdotes jesuitas Regino Martínez y Ramiro Pampols estaban en vigilia permanente desde el sábado 5 en la puerta del puente Masacre, a la espera que a los trabajadores se les permitiera penetrar al país.

Como cada fin de año, cientos de trabajadores de las plantaciones agrícolas de la línea noroeste cruzan por el puente sobre el río Masacre, para pasarlas juntos a sus familiares en Haití. La actividad festiva de las Pascuas es coordinada desde hace cuatro años por Solidaridad Fronteriza -SF- y Solidarite Fwontalye, Wanament, Haití, del Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes -SJRM- y la Asociación de Trabajadores Migrantes -ASOMILIN- quienes, por medio a la autorización que da el director general, Carlos Amarante Baret, organizan la travesía navideña, en las cuales los trabajadores les llevan regalos a sus parientes y amigos.

Esta vez, Solidaridad Fronteriza -SF- ayudó a ASOMILIN en la carnetización de 699 de sus miembros con la finalidad de tener un mejor control de los trabajadores organizados en las fincas y, además, garantizar la transparencia y legalidad en el manejo de los migrantes haitianos antes las autoridades de Migración en Dajabón.

Según el padre Regino Martínez, director de SF el documento de identificación de asociados que la ASOMILIN entrega a los hombres y mujeres que llegan, no ha malear sino a trabajar en las fincas de la línea noroeste, “es distinto al carné que migración cede a los empleadores ya que estos sirven para justificar que están trabajando con obreros ilegales extranjeros pero con una residencia temporal, el cual es roto y botado por los mismos inspectores cuando repatrían a los migrantes’.

“Las autoridades de Migración deben de respetarles los derechos a los trabajadores migrantes; gente trabajadora, que vienen a comercial, trabajar agricultura o trabajar la construcción a nuestro país”. Agregó Regino Martínez.

Para éste cuarto viaje, SF y la asociación de trabajadores migrantes haitianos le enviaron una carta a Carlos Amarante Baret, director, vía Juan Isidro Inoa, Subdirector de la DGM solicitándole el permiso de salida el 23 de diciembre y de regreso el 5 de enero del 2008, el cual fue aprobado por los mismos, designando a un grupo de inspectores bajo el oficial Sosa, quien está encargado de la oficina de migración en Mao, para que los acompañara hasta la salida por la frontera de Dajabón, y los recibiera en enero (2008) al regreso por el mismo lugar.

Por lo que los sacerdotes Regino Martínez, Ramiro Pampols del SJRM y el dirigente de ASOMUILIN Jonny Rivas no salen del asombro ante la negativa tanto del director general, Amarante Baret, así como por Juan Isidro Inoa de la DGM en no permitirles el cruce a cientos de trabajadores de las plantaciones agrícolas de la línea noroeste; quienes debían de ocupar sus puestos de trabajos inmediatamente, por el peligro que representa el descuido en las fincas del noroeste, algunas de las cuales fueron anegadas por las riada del las aguas de los ríos Yaque y de Guayubín, producidas por el fenómeno atmosférico de Olga.