Impiden médicos llegar al Palacio con bombas lacrimógenas y agua

Por admin miércoles 12 de marzo, 2008

Disparos al aire, bombas lacrimógenas y un baño de agua fue lo que recibieron los médicos y los miembros de las organizaciones populares al tratar de llegar este miércoles al Palacio Nacional para reclamar ante el presidente Leonel Fernández un pliego de reivindicaciones, entre ellas un aumento salarial de RD$58,946 mensuales.

Unos 40 chóferes fueron detenidos por la Policía Nacional y los agentes de Amet, a fin de impedir que los médicos llegaran al Palacio Nacional.

El presidente del Colegio Médico (CMD), Waldo Ariel Suero, al ser entrevistado por periodistas de El Nuevo Diario Digital denunció que el gobierno usó métodos salvajes y represivos contra el sector salud, al disparar armas de fuego al aire, bombas lacrimógenas y chorros de agua contra médicos que están batallando por una causa que mejore su calidad de vida.

Suero ratificó su llamado a huelga general en los hospitales del país para los días 26, 27 y 28 de este mes, para continuar con su lucha reivindicativa.

Un contingente policial reforzado con agentes de Amet detuvieron la marcha hacia Palacio en la avenida México con Emilio Prud` Homme. Marchaban junto a los galenos, miembros del Foro Social Alternativo (FSA) y los chóferes del Frente Nacional de Transporte la Nueva Opción (FENATRANO).

“Cómo es posible que en una marcha pacífica nos tiren tiros, agua, con los camiones lanza-agua que se utilizan contra motines en las cárceles; lo digo, ellos quedaron mal frente al pueblo, pero vamos a seguir con nuestra lucha”, afirmó Ariel Suero.

Dijo que del Palacio Nacional no han recibido ningún funcionario que dialogara con ellos antes de hacer la marcha, que partió del hospital Luís Eduardo Aybar (Morgan).

Al llegar a la intersección de la avenida México con Emilio Prud`Homme, el coronel Eugenio Aquino, de Amet, le propuso al presidente del CMD que creara una comisión para que llegara al Palacio Nacional, propuesta que fue rechazada por Ariel Suero, por el método represivo que utilizaron con ellos.