INAPA dice pone en funcionamiento acueductos destruidos por tormentas

Por admin jueves 3 de enero, 2008

SANTO DOMINGO.- El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) puso en funcionamiento, total o parcialmente rehabilitados, los 155 acueductos destruidos por la tormenta Noel y los 56 afectados por la tormenta Olga, que en conjunto perjudicaron a más de 3.8 millones de dominicanos.

El ingeniero Frank Rodríguez, al ofrecer una rueda de prensa en el Palacio Nacional, informó que trabajaron bajo la consigna de “Cero Acueductos fuera de servicio en Año Nuevo”, por lo que al día de hoy, a menos de un mes de las destrucciones de Olga y a poco más de dos meses del paso de Noel, se está supliendo de agua potable por las tuberías a las poblaciones que quedaron desabastecidas.

Sostuvo que pueden exhibir esos logros de gran trascendencia gracias al decidido apoyo y al liderazgo del presidente Leonel Fernández, quien tiene dentro de sus prioridades garantizar en todo el territorio nacional agua potable con la finalidad de incrementar la calidad de vida de la población dominicana y alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Dijo que en ese contexto se ubica la oportuna asignación de recursos hecha por el mandatario, que ascendió a RD$380 millones, para la rehabilitación de la totalidad de los sistemas averiados, con lo que se garantiza el reabastecimiento de agua potable a una población que ronda los 4.0 millones de dominicanos.

El funcionario dijo que esa demostración de eficiencia, capacidad de gestión y trabajo en equipo se alcanzó por la mística del personal del INAPA, que trabajó sin descanso las 24 horas del día, por instrucciones del Presidente Fernández y bajo su dirección, para alcanzar la consigna de Cero Acueductos fuera de servicio al iniciar el 2008.

También destacó el apoyo que recibieron de los contratistas y suplidores, quienes pusieron a disposición de la institución los equipos, el personal y los materiales necesarios para hacerle frente con éxito a la situación de emergencia presentada.

El ingeniero Rodríguez informó que en los sistemas que fueron rehabilitados de manera provisional, continuarán trabajando en las soluciones definitivas, como son corrección de líneas de impulsión, reubicación de tomas de agua y rediseños de sistemas. “Ahora vamos a corregir todo eso, pero los 211 acueductos, 155 de Noel y 56 de Olga, al día de hoy están funcionando absolutamente todos”, reiteró.

Relación de sistemas afectados

El funcionario resaltó que los mayores daños se produjeron con el paso de la tormenta Noel, que sacó de servicio 155 acueductos, experimentándose en el Suroeste del país el impacto negativo más significativo, con 49 sistemas de agua potable inhabilitados. De esa cantidad, 19 fueron en San Juan de la Maguana, 17 en Azua, cinco en Elías Piña, cuatro en Independencia y cuatro en Barahona, incluyendo el Acueducto Múltiple del Suroeste, sistema que suple a 38 comunidades.

El fenómeno también averió 16 acueductos en San Cristóbal, 14 en Peravia, ocho en cada una de las siguientes provincias: Duarte, Santiago, Monseñor Nouel y San Pedro de Macorís; siete en La Altagracia e igual número en Monte Plata; seis en Sánchez Ramírez, al igual que en María Trinidad Sánchez; cinco en Hato Mayor; cuatro en El Seibo, lo mismo que en San José de Ocoa; tres en La Vega, uno Samaná y uno en Salcedo.

En tanto, la tormenta Olga afectó 56 acueductos, localizados en Pueblo Viejo y Padre Las Casas, en Azua; San Francisco de Macorís y Villa Arenoso, en Duarte; Arroyo Grande, Pintao, Bejucal, Cedro de Miches y Vicentillo, en El Seibo; Hato Mayor y Sabana de la Mar, en Hato Mayor; Higüey, Sabana de Nisibón y Boca de Yuma, en La Altagracia, y La Vega, Constanza, Jarabacoa y Buena Vista, en La Vega.

Además, Los Arroces, Fula, Maimón, Bonao, Piedra Blanca, Los Quemados y Sonador, en Monseñor Nouel; Cevicos, Cotuí, Los Corozos, Fantino, Múltiple La Mata, La Bija, Quita Sueño, La Cueva y Comedero, en Sánchez Ramírez; San José de Ocoa, en la provincia del mismo nombre; Canastita-Sainaguá, en San Cristóbal, y Las Terrenas y Sánchez, en Samaná.

También, los sistemas de agua potable de Nagua, Los Limones y El Pozo, en María Trinidad Sánchez; Baitoa, La Lima, Pedro García, La Canela, Villa González, Inoa, Villa Bao, Hato del Yaque, Las Charcas, Jánico y Navarrete, en Santiago; Hato del Medio, Villa Vásquez, Castañuela y Montecristi, en Monte Cristo, y Esperanza y Jaibón, en Valverde. Esos últimos siete sistemas conforman el Acueducto Múltiple de la Línea Noroeste.