INAPA pone en operación acueducto que suple de agua comunidades de Navarrete

Por admin miércoles 23 de enero, 2008

NAVARRETE, Santiago.- El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) puso en funcionamiento el acueducto que suministra agua a más de mil familias de las comunidades El Carril y La Estación, pertenecientes a este municipio, las que nunca habían recibido agua potable por las tuberías.

El director ejecutivo del INAPA, ingeniero Frank Rodríguez, prometió suplir de agua de calidad y en cantidad suficiente a ambas comunidades en una visita que hizo hace un mes, cuando informó que el presidente Leonel Fernández tiene la firme decisión de dotar de agua potable a todas las comunidades del territorio nacional, por lo que la institución está cumpliendo instrucciones precisas del mandatario en ese sentido.

Para garantizar el vital servicio, el organismo oficial construyó un depósito regulador con capacidad para 52,900 galones, colocó las redes y las acometidas domiciliarias en cada una de las casas e instaló un generador eléctrico de 80 kilovatios. Las redes se alimentan del Acueducto Regional del Noroeste, y gracias a ese trabajo hoy se puede apreciar que el agua brota por las llaves de cada hogar, lo que ha sido recibido con júbilo y agradecimiento por sus beneficiarios.

La señora Ana Josefa Salas, de la Junta de Vecinos Nuevo Amanecer de La Estación, dio las gracias al presidente Leonel Fernández y al INAPA por traer el agua a la comunidad: “Ahora la vida es diferente porque después que hay agua uno trabaja menos y ahorra más porque ya no tenemos que comprar tanques”.

También el presidente de la Junta de Vecinos Desarrollo y Progreso de La Estación, Germán Jiménez, expresó su gratitud: “Agradecemos al INAPA, inmensamente, el hecho de que nos tomara en cuenta y conectara las tuberías que están dando agua a todas las casas de esta comunidad”.

En tanto, Cirilo Martínez, representante de la Iglesia, valoró el esfuerzo del Gobierno para llevar agua a ambas comunidades. “Ningún gobierno se había preocupado por nosotros, por eso festejamos con júbilo el tener agua ya que ahora no tendremos que ir al río a buscarla”, expresó.

Luchy Jerez, líder comunitaria, también expresó su agradecimiento: “Estamos felices y satisfechos ya que el agua es un tesoro que a todo ser humano no debe faltarle. Por eso estamos agradecidos del INAPA, por cumplir su palabra y darnos el agua que tanto necesitábamos”.

En El Carril también están profundamente agradecidos por contar con el agua potable a través de las tuberías. La presidenta de la Asociación Padres y Amigos de la Escuela El Viejo Carril, Francisca Gómez, calificó como un hecho trascendental el que esa comunidad ahora cuente con el vital servicio.

“Antes no teníamos agua y fue este Gobierno el que se preocupó por llevar el agua a El Carril y a La Estación, por eso le damos las gracias el presidente de la República y al director del INAPA por cumplir con su promesa”, expresó.

De su lado, Sergio Hidalgo, secretario de Educación y Cultura de la Junta de Vecinos de El Viejo Carril, consideró que ahora tendrán una economía en el gasto diario, lo que junto con el agua potable con que ahora cuentan les permitirá mejorar su calidad de vida. También expresó su agradecimiento: “Ahora no tenemos que pagar por un tanque de agua que no da para nada, gracias al presidente de la República y al INAPA, que están trabajando para que a nadie les falte el agua”.

“Por fin podemos disfrutar de lo que todos los seres humanos tienen derecho“, exclamó Victoria Silverio, presidenta de la Junta de Vecinos de El Viejo Carril, sector que tiene 16 años de fundado.

Otros que agradecieron contar con agua potable por las tuberías fueron Virgilio Hernández, vicepresidente de la Junta de Vecinos Desarrollo y Progreso de La Estación Arriba; José Mercado, residente de El Carril; Guadalupe Damasa Francisco y Maribel García, amas de casa.

“Por primera vez estoy limpiando mi casa con mucha agua”, dijo García; mientras que Mercado, quien tiene 33 años viviendo en la comunidad de El Carril, dijo que sintió una gran emoción al ver brotar el agua por primera vez de la llave de su casa. “Nos sentimos satisfechos por la promesa cumplida, ya que sin agua no se puede vivir dignamente”, afirmó.