Informe confirma implicación sirios y libaneses en muerte Hariri

Por lunes 12 de diciembre, 2005

Naciones Unidas, 12 dic (EFE).- Detlev Mehlis, jefe de la comisión que investiga el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, presentó hoy su último informe que confirma la implicación de funcionarios sirios y libaneses en el crimen. El informe fue entregado al secretario general de la ONU, Kofi Annan, y luego distribuido a los 15 miembros del Consejo de Seguridad, órgano que ha convocado para esta tarde una reunión de emergencia para tratar la situación en el Líbano.

Este es el segundo informe elaborado por Mehlis, en el que se ofrecen los mismos detalles sobre el papel que jugó Siria en la muerte de Hariri en un atentado con coche-bomba perpetrado en Beirut el pasado 14 de febrero.

En un informe preliminar, presentado en octubre, Mehlis implicaba a altos funcionarios sirios y sus aliados libaneses, incluyendo a Maher El Asad, hermano del presidente sirio, Bachar Al Asad, y el cuñado del mandatario, general Asef Shawkat, jefe de los servicios de inteligencia militar.

"La Comisión sostiene su punto de vista de su anterior informe de que existen ciertas motivaciones personales y políticas para el asesinato de Hariri", dice el documento.

El informe no aporta nuevos nombres respeto al anterior y aparece como personaje clave en la investigación Zuherir Ibn Mohamed Said Saddik, quien fue arrestado por la policía francesa, y cuyo nombre apareció en el informe anterior.

También se menciona a Hosam Taher Hosam, que apareció recientemente en la televisión siria para denunciar que fue coaccionado en su toma de declaraciones ante la comisión, en la que inicialmente implicó a altos funcionarios sirios en el atentado. La ONU desmintió estas coerciones.

Mehlis concluye que "la investigación continúa con sus múltiples líneas de indagación y refuerza las conclusiones" del anterior informe.

También indica que "el proceso de obtención de evidencias y la comprobación de las declaraciones de los testigos requieren de más tiempo".

Por ello, se recomienda la extensión del mandato de la comisión investigadora por seis meses más, como ha pedido el propio gobierno del Líbano.