Inicia este viernes Retrospectiva de Ernst Lubitsch en el Club Clásico de Segunda Casa

Por Carlos Luis Baron jueves 3 de septiembre, 2015

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Cine Club Clásico de Segunda Casa auspicia la Retrospectiva de Ernst Lubitsch, la cual arranca este viernes 4 de septiembre a las 7:00 de la noche.

Las películas que serán proyectadas son Peligros del Flirt, la cual estará en escena este 4 de septiembre; Gato Montés, 11; el 18 de septiembre quienes asistan podrán disfrutar de Sumurun; mientras que Remordimiento será proyectada el 25 de septiembre 2015.

En el mes de octubre también continúa la cartelera, entre las que se podrán visualizar se destaca Una Hora Contigo, el próximo 2 de octubre; La Octava Mujer de Barba Azul, que será puesta en escena el viernes 9 de octubre. Ninotchka, estará disponible para el público el 16 de octubre; mientras que el próximo 23 se proyectará To Be or not To Be; y La Dama de Armiño se visualizará 30 de octubre 2015.

La Segunda Casa está ubicada en la Sarasota no. 20, casi esquina avenida Abraham Lincoln, específicamente en la Torre Empresarial AIRD, en Santo Domingo. La funciones serán proyectadas a partir de las 7:00 pm. Además, destacan que para mayores informaciones pueden comunicarse al 809-563-1040.

Datos biográficos del director germano-americano homenajeado:

Lubitsch nació en 1892 en Berlín y murió en Los Ángeles California, Hollywood en 1947. Era hijo de Simón Lubitsch, dueño de una próspera sastrería, cuya familia tenía raíces judía askenazis, y que había nacido en Grodno; su madre nació en Wriezen (Oder), fuera de Berlín; Simón quiso orientar a Ernst hacia el negocio familiar.

Estudió Lubitsch en el instituto Sophien de Berlín, pero desde adolescente hizo funciones teatrales. A los 16 años empezó a trabajar como actor (aunque ayudaba a su padre). Es más, sin alcanzar los veinte años, comenzó a actuar en el teatro de Max Reinhardt desde 1911 (el Deutsches Teather); y ya hizo con esa compañía el papel de Wagner del Fausto, que circuló con la compañía por Londres, París y Viena. En 1912 entró en el cine como atrezzista del Bioscope.

En 1913 creó un personaje cómico judío para diferentes cortyometrajes que escribió y dirigió. Desde 1914 hasta 1922, rodó cerca de 60 filmes de distintos metraje. Hizo su primer viaje a Estados Unidos en 1921, y asistió al rodaje de Las dos huérfanas de Griffith.

En Estados Unidos continuó luego una brillante carrera, tanto en cine mudo como en sonoro, desde 1922. Destacaría especialmente en el género musical, y lo mejor de su obra serán las películas de comedia.

Fue supervisor de la Paramount, lo que aprovechó para ofrecer su primera oportunidad a jóvenes promesas que huían de Europa ante el antisemintismo nazi, como Billy Wilder y Otto Preminger .

Ya había rodado con éxito, en 1918, Los ojos de la momia, Meyer de Berlín y Carmen (según Merimée); en 1919, La Princesa de las Ostras, Madame Du Barry (con gran aceptación) y La muñeca; en 1920, Romeo y Julieta, Las hijas del cervecero, Sumurun (donde actuaba) y Ana Bolena. Al año siguiente rodó El gato montés y La mujer del faraón, cuyo gran éxito le valió ir a California. Fue muy entrevistado y habló muy bien de Chaplin. Al regresar a Berlín, y hastiado del cine histórico, hizo un drama de cámara Montmartre (Die Flamme, 1922).

Se trasladó a los Estados Unidos a la edad de 30 años, como un maestro consumado. Sus cuatro primeros largometrajes obtuvieron un notable éxito, por lo que la actriz Mary Pickford le propuso un contrato en Hollywood. Del primero destacan en 1923 Rosita; en 1924, Los peligros del flirt y La frivolidad de una dama; en 1925 Divorciémonos y especialmente una obra maestra por su sutileza, El abanico de Lady Windemere. En 1928, rodó El patriota e hizo su último film silencioso en 1929: Amor eterno, romántico y bello visualmente.

Luego, hasta su nacionalización en 1933, hizo Montecarlo (1930), El teniente seductor(1931); un drama antibelicista, Remordimiento (1932), que se considera obra maestra; y otras comedias, como Una hora contigo, Un ladrón en la alcoba, Si yo tuviera un millón(episodio), todo en 1932, y al año siguiente Una mujer para dos.

Formó parte del modelo star-system de Hollywood. Una vez en Estados Unidos se consagró con la llamada «comedia refinada» de la que se le considera fundador. En este mismo subgénero (dentro de la comedia americana clásica), dirigió la famosa sátira contra la absurda rigidez soviética Ninotchka(1940), y más tarde la mordaz sátira antinazi Ser o no ser(1943), pero trenzada con su esquema del engaño amoroso matrimonial, que fue su guía. Después rodó El diablo dijo no (1943), El pecado de Cluny Brown (1946) y La dama del armiño (1948), que ya no pudo concluir, murió en 30 de Noviembre de 1947.