Iniciada en Pekín quinta ronda diálogo a seis desarme norcoreano

Por martes 8 de noviembre, 2005

Pekín, 9 nov (EFE).- La quinta ronda del diálogo entre ambas Coreas, EEUU, Japón, China y Rusia para el desarme nuclear norcoreano se inició hoy, miércoles, en Pekín, a puerta cerrada, informaron a EFE fuentes del Ministerio chino de Exteriores.

La sesión de inauguración se inició a las 10.00 horas locales (02.00 GMT) en la Residencia de Huéspedes de Estado de Diaoyutai, y a continuación se celebrará una sesión plenaria, informó a EFE el centro de prensa del Ministerio en Diaoyutai.

El negociador estadounidense, Christopher Hill, señaló antes de iniciar la reunión que es Corea del Norte la que debe dar el primer paso hacia el desarme para que se pueda empezar a hablar de compensaciones, informó la agencia oficial Xinhua.

"Cuando Corea del Norte regrese al Tratado de No Proliferación (TNP) con las salvaguardas de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), en el momento apropiado hablaremos de proveer un reactor de agua ligera", dijo Hill antes de abandonar su hotel.

El comentario de Hill confirma que la actual ronda se inicia con pocas esperanzas sobre avances en la crisis, ya que la declaración de intenciones con la que se cerró la maratoniana cuarta ronda (tres semanas) el 19 de septiembre sólo reflejaba las aspiraciones de los participantes, pero no cuál de ellos debía dar el primer paso.

En el documento, Pyongyang se comprometía a abandonar sus programas nucleares de armamento y regresar cuanto antes al TNP a cambio de una garantía de no agresión, del reconocimiento de su soberanía y de ayuda económica por parte de los otros cinco implicados.

La fragilidad del compromiso quedó patente al día siguiente, cuando el Norte señaló que no iniciaría el desmantelamiento hasta que no obtuviera garantías para la construcción de un reactor nuclear de agua ligera para uso civil.

La actual ronda podría celebrarse en dos fases, la primera de las cuales duraría tres días, para reanudarse tras la cumbre de APEC que se celebrará en Corea del Sur (18 y 19 de noviembre), según anunció ayer Liu Jianchao, portavoz de Exteriores de China, país anfitrión y mayor aliado y suministrador del Norte.

La actual crisis nuclear estalló en 2002 cuando Washington acusó a Pyongyang de haber reanudado su programa de enriquecimiento de uranio y desde 2003 se han celebrado cuatro rondas de diálogo sin avances, mientras siguen sin conocerse las verdaderas dimensiones del supuesto programa nuclear norcoreano.