Instituciones organizan foro sobre estigma y discriminación

Por martes 25 de octubre, 2005

Con el objetivo de abrir un espacio de diálogo entre los proveedores de servicios de salud y las personas que viven con VIH y SIDA, en torno a los temas de la Ley No. 55-93 sobre SIDA, fue organizado un Foro Nacional, con la participación de más de 300 personas, entre ellos, representantes de instituciones de Salud, estudiantes, médicos y personas que viven con VIH y SIDA.

La actividad fue organizada por El Consejo Presidencial del SIDA (COPRESIDA), el Colegio Médico Dominicano y la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y se desarrolló por tres días consecutivos en la zona Este del país.

El foro incluyó la conferencia magistral “Situación Nacional del la Epidemia de VIH y SIDA y Derechos Humanos de las personas infectadas” a cargo de Tony de Moya, asistente técnico del COPRESIDA.

Otras temáticas fueron “Estigma y Discriminación Vinculados al VIH y SIDA”, a cargo de Marija Miric, consultora de COPRESIDA; un panel sobre las normas de bioseguridad vinculadas al VIH y SIDA, con la participación de los expertos Marina Orsini, directora nacional de Laboratorios Clínicos de Salud Pública y Clotilde Peña, coordinadora de la cátedra de bioquímica de la facultad de Ciencias de la Salud de la UASD.

Sobre “La Normativa Jurídica Internacional en Materia de Derechos Humanos”, expuso Erika Suero de Gagain, consultora jurídica del COPRESIDA. Otro de los paneles fue el titulado “Papel de los Grupos de Personas que Viven con el VIH y SIDA en la Reducción del Estigma y la Discriminación” en el que participaron Dulce Almonte, directora ejecutiva de la Red Dominicana de Personas que Viven con VIH y SIDA: Felipa García, directora de la Alianza Solidaria para la Lucha contra el SIDA y Sandra de la Rosa, educadora de Grupo Clara.

Las discusiones centrales del Foro se enfocaron en la atención médica, la discrecionalidad en el manejo de la enfermedad, y la falta de bioseguridad de los galenos del sector público ante la posibilidad de contagio.