Insulza se lamenta de que el ALCA monopolice debates en la cumbre

Por jueves 3 de noviembre, 2005

Mar del Plata (Argentina), (EFE).- José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), consideró hoy "lamentable" que la discusión sobre el ALCA monopolice los debates e impida el consenso en la IV Cumbre de las Américas.

"Es muy lamentable que en la Cumbre se estén tratando de nuevo temas que ya se discutieron en la primera cumbre", dijo Insulza en un diálogo con agencias de noticias internacionales.

La discusión sobre si el ALCA debe o no incluirse en la declaración final de la cumbre que comienza mañana, jueves, en Mar del Plata mantiene estancadas las conversaciones previas a la reunión de los gobernantes de 34 países del continente.

El ALCA, iniciativa lanzada en 1994 durante la I Cumbre de las Américas, debió entrar en vigencia este año con una apertura gradual de las barreras aduaneras, pero esto no sucedió por las diferencias surgidas entre EEUU y Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) sobre los subsidios agrícolas y otros capítulos de la negociación comercial.

Mercosur propone que la declaración reconozca que no se dan las condiciones para concretar el ALCA, mientras Estados Unidos y un grupo de países con quienes ya tiene acuerdos comerciales, entre ellos Chile y México, apuntan a que en esta cumbre se convoque una reunión ministerial a más tardar en abril próximo para buscar como reactivar el proceso.

Insulza indicó que ambas propuestas generaron entre algunos delegados "una intensa preocupación" porque se ha "alcaizado" demasiado la cumbre. "No era la intención que el ALCA tuviera la relevancia que está teniendo", dijo.

El ex ministro chileno del Interior dijo que la inclusión tardía del tema en la discusión, sin que se hubiesen buscado antes consensos, trabó las negociaciones en vísperas de la cita presidencial.

"No me parece posible avanzar en la negociación del ALCA en esta cumbre por una razón muy simple: la mayor parte de los temas que están pendientes en el ALCA, están también pendientes en la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", apuntó Insulza.

Precisamente, es en la OMC, cuya próxima reunión se celebrará en diciembre en Hong Kong, donde se discute la eliminación de los subsidios agrícolas que dan las economías más fuertes, principal exigencia de los sudamericanos para avanzar en el ALCA.

Insulza afirmó que "difícilmente alguien vaya a hacer concesiones aquí, si no sabe cuáles concesiones va a hacer la Unión Europea en la Ronda de Doha".

El ALCA, dijo, "debió ser tratado con más rapidez: debería haberse redactado un párrafo de continuidad, para pasar del asunto, porque esta cumbre no es sobre el ALCA", sino "sobre empleo, pobreza y gobernabilidad democrática".

El estancamiento de las negociaciones "se podría haber evitado y dar una declaración que finalmente deje tranquilos a todo el mundo y preocuparse de los temas que realmente son de la conferencia", añadió.

Con todo, Insulza confió en que finalmente "va a haber alguna mención al tema de libre de comercio, pero será una mención de carácter general, que dirá que el libre comercio es un instrumento importante para obtener trabajo y eliminar la pobreza".

El secretario general de la OEA señaló que entre los cinco párrafos aún en discusión de la Declaración de Mar del Plata también está la cuestión de las migraciones, en especial de trabajadores de países más pobres hacia los más prósperos. EFE