Intenta “blindar” presidente Cámara Diputados

Por miércoles 7 de septiembre, 2005

Brasilia, (EFE).- El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva prepara una "ofensiva parlamentaria" en defensa del presidente de la Cámara Baja, Severino Cavalcanti, uno de sus pilares en el Congreso brasileño y objeto de serias acusaciones de corrupción.

Cavalcanti, líder ultraconservador del Partido Progresista, el heredero del ideario de la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985, ha sido en las últimas semanas uno de los más fiables aliados de Lula, en medio del temporal político generado por los escándalos en torno al Partido de los Trabajadores (PT).

Pero ahora, este veterano diputado defensor del nepotismo y que la semana pasada abogó por aplicar "penas blandas" a los diputados que puedan haber recibido sobornos del PT, ha sido acusado de tratar de extorsionar a la concesionaria del restaurante del Parlamento.

La oposición, que al calor de la crisis alienta la posibilidad de llevar a Lula a un proceso de destitución por irregularidades en su campaña electoral, exigió ahora que Cavalcanti sea investigado y suspendido mientras de su cargo.