Internet pasó a tener más peso entre los inversionistas en Brasil

Por martes 16 de agosto, 2005

Río de Janeiro, (EFE).- Cerca del 15 por ciento de las personas que invierten en acciones en Brasil utiliza internet como principal fuente de información para sus decisiones, según un estudio divulgado hoy por la firma Ibope Inteligencia.

Ese porcentaje llega al 21 por ciento entre los ejecutivos responsables de las inversiones bursátiles de las empresas, con lo que internet pasó a tener más peso entre los inversores que algunas revistas especializadas, apenas consultadas por el 18 por ciento.

El estudio, que analizó los sitios en internet de las veinte empresas más negociadas en la Bolsa de Valores de Sao Paulo, concluyó que tales firmas tienen que mejorar la información que colocan en la red debido a que pasó a ser importante para los inversores.

De acuerdo con estadísticas de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el 5 por ciento del total de las transacciones realizadas en el principal mercado brasileño es hecho a través de internet.

Además, el porcentaje de inversores que utiliza la red de computadores con frecuencia saltó del 32 al 71 por ciento en los últimos cinco años.

Según la investigación, 4,5 millones de brasileños visitaron en junio pasado los sitios en internet de bancos, administradoras de tarjetas de crédito y otras empresas financieras.

"Gran parte de esos internautas pertenece a las clases con mayores recursos, con alguna disponibilidad financiera para inversiones", afirmó el coordinador de análisis de Ibope Inteligencia, Alexandre Umberti.

"Con toda seguridad ese público despierta el interés de las firmas que intermedian transacciones bursátiles y las que tienen acciones negociadas en bolsa. Ellos deben estar interesados en mostrar sus ofertas a esos internautas", agregó.

Umberti dijo que, pese a que los sitios en internet de las empresas con acciones en la bolsa han mejorado y ya tienen espacios destinados a sus relaciones con los inversores, algunos tienen problemas básicos como exceso de elementos, imágenes pesadas y páginas muy extensas.