Italia: Austeridad, desempleo y crisis política

Por Carlos Luis Baron lunes 17 de diciembre, 2012

La cuarta economía de Europa, concluirá el presente año, con un incremento record en los índices de desempleo, alcanzando el 11,1 por ciento, acusaciones de desigualdad social y miles de italianos en las calles, protestando contra la política de austeridad del gobierno del Primer Ministro Mario Monti.

Italia, cuyo territorio alberga una de las culturas milenarias, cuna de emperadores y estrategas militares, se halla sumida en la recesión y el estancamiento económico.

La prensa internacional titula la crisis económica por la que atraviesa Italia con los siguientes titulares:

Italia: El mismo panorama tras un año de austeridad

“La crisis enfrenta a los italianos“, y Los italianos, ante la encrucijada Económica.

Hace 12 meses, los italianos echaron del poder al ex primer Ministro, Silvio Berlusconi, quien trata de pescar “en rio revuelto“, intentando volver al gobierno.

En aquella ocasión, los grupos financieros europeos, favorecieron la designación de un Gobierno tecnócrata para hacerle frente a la crisis económica que se ha extendido más allá de lo esperado.

Desde el inicio de su mandato, el 16 de noviembre de 2011, el Primer Ministro italiano, Mario Monti, redujo las pensiones y los ingresos de los municipios, diputaciones y autonomías.

Mientras tomaba esas medidas, aumentó diferentes impuestos, cambió los criterios del gasto central, local y del fisco, y en general, transformó la forma de gestionar el dinero público.

El Gobierno del tecnócrata Monti, aplico recortes por 26 mil millones de Euros, con el fin de recuperar la estabilidad económica.

Esta medida se aplicó, imponiendo una política de austeridad, que ha afectado principalmente, a los sectores de menos ingresos, así como recortando los servicios de salud, educación, pensiones y asistencia social.

Por eso, el pasado 24 de noviembre estudiantes, trabajadores precarios, docentes y sindicalistas volvieron a manifestarse contra la austeridad, la disminución del nivel de vida, la destrucción de la escuela pública y los planes de recortes en educación.

Menos de un mes después de esos acontecimientos, las perspectivas de una crisis política en Italia a raíz de la futura dimisión de Monti vuelven a impulsar los costos de endeudamiento del país.

Esto es lo que no ha hecho ni debe hacer el Presidente Danilo Medina, y que al parecer, es lo que reclaman algunos sectores que se pintan de progresistas.

Es lamentable, que esos sectores, que incluso se pintan de “revolucionarios“, reclaman en calles y parques, la aplicación de medidas de austeridad, que casi siempre afectan a los más pobres.

Contrario a ello, el cuarto gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, esta vez, encabezado por el Presidente Medina, está desarrollando un programa de apoyo a los pequeños y medianos productores, incentivo a los emprendedores, ampliación de la inversión en infraestructuras de salud, educación, transporte, carreteras y viviendas.

Todo ello, para incrementar la creación de empleos, la calidad de vida de los dominicanos, -incluso de aquellos que protestan para que esto no suceda-.

MANOS A LA OBRA, SEÑOR PRESIDENTE…

elviomarparedescruz@gmail.com

elvis524@hotmail.com