Jefe Inteligencia a Caracas tras denuncia conspiración a Chávez

Por jueves 22 de diciembre, 2005

Caracas, 22 dic (EFE).- El jefe del servicio secreto de Colombia, Andrés Peñate, se reunirá mañana en Caracas con el ministro de Interior de Venezuela, Jesse Chacón, tras confirmarse una reunión en Bogotá para conspirar contra el presidente venezolano, Hugo Chávez.

El encuentro se producirá la misma semana en que el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, confirmara que militares de su país se reunieron recientemente con oficiales venezolanos disidentes en un edificio oficial de Bogotá.

Chávez ya había denunciado a Uribe la existencia de la reunión, en la que, según el presidente venezolano, también participó "un oficial estadounidense".

El objetivo "académico" que Peñate le atribuyó a esa reunión le valió una reprimenda pública de Uribe, quien en una entrevista con una radio de su país lo exhortó el pasado lunes a decir la verdad.

"¿Vamos a decir que estábamos en una reunión académica con unos militares golpistas? La única manera es decir la verdad y cuando haya errores que no se repitan", le recriminó Uribe, actitud que Chávez, Chacón y otras autoridades venezolanas aplaudieron.

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, dijo que "si no fuera por la gravedad del tema, aparecería como una frivolidad" lo dicho por Peñate.

Remarcó que "nosotros estamos perfectamente claros, por las informaciones que teníamos, que se trataba de una reunión subversiva contra los intereses venezolanos".

Caracas ha dicho que desconoce si el Gobierno de Uribe sancionará a los militares que participaron en esa reunión en Bogotá.

"Eufemísticamente la conspiración toma atributo de reuniones académicas" y "a lo mejor ahora, para círculos del Departamento de Estado (de EEUU), el presidente Uribe pasa a formar parte del eje del mal" por admitir la conspiración, añadió Rangel con ironía.

En esa reunión, agregó Rangel, estuvo "relacionado" el empresario venezolano Pedro Carmona, quien se exilió en Colombia tras fugarse de su domicilio donde cumplía una orden de arresto por haberse autoproclamarse sucesor de Chávez tras el golpe de Estado que lo derrocó durante dos días en abril de 2002.

"Carmona está relacionado no sólo con esta reunión sino con otros episodios en Bogotá anteriores a esta reunión", dijo Rangel sin dar más detalles.

Chacón dijo en un comunicado que su encuentro mañana con el jefe del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) obedece a la necesidad de dar "un tratamiento coordinado de las autoridades de seguridad de ambos países", principalmente para atacar hechos delictivos en la frontera común de más de 2.000 kilómetros.

Se buscará, añadió, "establecer lazos profundos en materia de inteligencia y compartir información entre Colombia y Venezuela, de manera de generar políticas que permitan disminuir la violencia y la situación de conflictos en la frontera", afectada por acciones de narcotraficantes, guerrilleros, secuestradores y paramilitares. EFE