Jordan confirmó su “debilidad” por el juego en los casinos

Por miércoles 19 de octubre, 2005

Nueva York, (EFE).- El secreto a voces que todos conocían dentro del mundo de la NBA, la "debilidad" que el legendario Michael Jordan tenía por el juego de los casinos, quedó completamente al descubierto después que la ex súper estrella de los Bulls de Chicago lo admitiese públicamente.

Jordan eligió el programa "60 Minutes" de la cadena de televisión CBS, que será emitido el próximo domingo, para hablar de su vida privada y profesional.

El legendario baloncestista, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, después de ganar seis títulos de liga con los Bulls, dijo que su afición por el juego se debió a la gran pasión que tenía por la competición.

Sin embargo, reconoció que siempre supo cuándo había traspasado la línea y que nunca puso en peligro su futuro económico o el de su familia.

"Es cierto que hubo situaciones donde yo mismo me coloqué en el dilema de no poder levantarme de la mesa y salirme y llegué al límite", destacó Jordan en la entrevista. "La verdad es que fue algo muy desagradable… Una de estas cosas de las que luego te arrepientes constantemente", añadió.

Jordan comentó que se había mirado muchas veces en el espejo y se había dicho: "Fui un estúpido" y agregó que todo estaba ya superado.

El ex jugador de los Bulls también habló de su amor por el baloncesto, de la muerte de su padre y de la sempiterna búsqueda de su privacidad.

Jordan también tocó el asunto de los críticos que habían esperado que hubiese sido mucho más político y más comunicativo.

"Es muy difícil tratar de hacer todas las cosas y contentar a todos", explicó Jordan. "Mi profesionalidad y obligación era la de salir al campo y jugar al baloncesto lo mejor que podía hacer".

Jordan tiene un nuevo libro en el mercado titulado "Driven from Within", en el habla precisamente de todas las experiencias y circunstancias personales que vivió mientras era profesional. EFE