Joven de 16 años descubre método para identificar Mal de Chagas

Por domingo 20 de noviembre, 2005

Río de Janeiro, 20 nov (EFE).- Una estudiante brasileña de 16 años, residente en una favela de Belo Horizonte, ha descubierto un nuevo proceso para identificar el Mal de Chagas, señalado como "uno de los mayores flagelos de América Latina".

Natália Evelin Martins se adjudicó con su descubrimiento el Premio Joven Científico en la categoría Enseñanza Media, que concede el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (oficial) de Brasil.

"Siempre me interesé mucho por el Mal de Chagas. Todo el mundo tiene la visión de que es una dolencia marginal, sólo porque está controlada y no tiene importancia. Pero es una enfermedad importante, hay millones de casos en Brasil y América Latina", dijo hoy Natália Evelin en entrevista con la Rádio Nacional AM.

La joven y su grupo de trabajo, que cursan estudios en la escuela pública Olegario Maciel, fueron seleccionados por la Fundación Oswaldo Cruz para participar en un programa de vocación científica.

Los estudiantes podían escoger su área de preferencia y ella optó por el laboratorio que trata del Mal de Chagas.

La enfermedad, también llamada tripanosomiasis cruzi humana, es transmitida por el protozoo trypanosoma cruzi.

El método desarrollado por la menor se concentra en el estudio de pruebas de suero tomadas a los pacientes a través de un aparato sencillo que posee la mayoría de los hospitales brasileños.

Según la estudiante, además de eficiente, el nuevo procedimiento descarta la falla humana en el diagnóstico de la enfermedad.

"Un diagnóstico con fallas causa muchos daños", subrayó al evaluar la importancia de su trabajo.

La joven admitió que, a pesar de haber recibido el reconocimiento del jurado, en ciencia las cosas se demoran mucho y que su propuesta "aún tiene que ser evaluada nuevamente, examinada y criticada".

Natália Evelin dijo no preocuparse con la posibilidad de recibir propuestas de laboratorios o empresas multinacionales.

"Espero que nadie me busque, para poder dar continuidad a mis estudios", apostilló.

La Organización Mundial de la Salud calcula que unos veinticinco millones de personas sufren las consecuencias del Mal de Chagas y que más de 100 millones están en riesgo de contagio.

También lo considera una endemia, es decir, una enfermedad que persiste durante años en un lugar determinado.

El trypanosoma cruzi se transmite al hombre principalmente a través de insectos hematófagos cuyos nombres más comunes son "barbeiros" en Brasil y "vinchuca" en sus países vecinos.

Con el tiempo, el trypanosoma cruzi puede atacar órganos vitales como el corazón, el colon, el esófago, los intestinos y el sistema nervioso periférico. EFE