Juan Bosch: De Miguelón a Guayasamín

Por Carlos Luis Baron miércoles 15 de febrero, 2012

La biografía de Juan Bosch es inmensa yaun no se ha podido completar, son cientos de escritos y narraciones que llenan periódicos y Revistas sobre quienfue el insigne escritor, ensayista, laureado cuentista y político dominicano.

Hay episodios, relatos, videos y fotografías, que nos permiten observar yconocer parte de este gran hombre, considerado por muchos como un apóstoldominicano de la honestidad y la abnegación patriótica.

Dentro del glosario de obras y escritoselaborados para resaltar la figura del Profesor Juan Bosch, he queridoreferirme a dos hechos en época y lugares distantes uno del otro. En el año1971 en la ciudad de Nueva York, un artista Plástico de raíces de Pueblo yformación sencilla, pero con una Visión grande, conocido con el nombre de Miguelón y el otroextremo, nos honra un gigante del arte universal el Ecuatoriano OsvaldoGuayasamin.

“Guayasamín fue un genio, aunque nocreador, ¿pero quién ha dicho que el genio siempre debe serlo? Su arte esoriginalísimo, impecable y sus temas de majestuosa y terrorífica belleza.Sus figuras se basan en planos simplesy estructuras estáticas expresadas con fuego interior inextinguible, que acabapor estirarlas y agitarlas en paroxismo y convulsiones de angustia, muerte,dolor o pena. Expresionismo en su más pura acepción. Sus retratos estánconfeccionados por rasgos rápidos, esenciales. Sueltos y seguros, que enalgunos casos se asemejan a simples caricaturas, estudios de carácter,recuerdos vagos pero estilizados y vibrantes. Sus visiones de Quito, llenas dedramatismo, muestran casas geométricas que son trozos de un gran mosaico dentrodel adusto y protector celaje de montañas circundantes y tutelares.

En el 1984 expuso en Bulgaria, Colombiay la Unión Soviética, ilustró el primer documento sobre el descubrimiento deAmérica y varios dibujos y aguatintas suyos se presentaron en Bilbao. Ese añopintó el retrato de Juan Bosch, presidente de la República Dominicana, integróel Comité de honor de la Fundación Francia-América Latina, expuso en Madrid yle pintó su retrato al Rey Juan Carlos de España.”

Fueron ideas y conceptos en el tiempo y elespacio diferentes, pero el contenido y la visión fue la misma, para Miguelónfue un momento en la vida de Juan Bosch visto desde el exterior, dentro delmarco de la evolución política e ideológica del gran Líder político dominicano,pues su conceptualización de su obra “Juan Bosch la biblia” realizada en vivoen Nueva York, por invitación de Miguel Andújar, un miembro fundador del PLD,Miguelón expresa en el lienzo su visióncomo artista del Maestro de la política dominicana, tomando en consideración queal poner sobre el lienzo con su pincel el nombre “la Biblia” se abría deinmediato una polémica política sobre la figura de Juan Bosch.

Guayasamin el Maestro ecuatoriano, susfiguras se basan en planos simples y estructuras estáticas, expresadas confuego interior, así mismo plasmó al Profesor Juan Bosch, Estático, pensativo ytambién imponente, el impacto de elegir entres las figuras importanteslatinoamericanos al Profesor Juan Bosch, fue un reconocimiento a su dimensióncomo escritor y político. Bosch explicaba que siempre fue un político, pues ensus narrativas, ensayos, novelas y cuentos, se reflejan las condicionessociales, políticas y económicas del Pueblo dominicano.

La obra de arte de Miguelón, esa que seencuentra en el Local del Partido de la Liberación Dominicana, en su Localcentral de Nueva York, es una pieza de arte de un valor histórico, tanto por lafinura de la creación, como por el mensaje político de la obra. Es una obra que pertenece al Pueblo Dominicano, suautor nunca pensó en Partidos políticos sino en la inmensidad de Juan Bosch enla Historia de la República Dominicana. Lo que si tienen que hacer losciudadanos, es preservarla como un valor histórico, pues debemos de ser fielesa la memoria de la figura del artista, que desde su visión observaba a Boschcomo “la Biblia” en el momento de hacer y regalar esa obra de arte, no existíael PLD, es más, ni siquiera se habían dado las condiciones para la renuncia deJuan Bosch del PRD, pero el artista del lienzo y el pincel ya lo concebía como“la biblia”

La parte singular de esta obra de JuanBosch, hecha por Miquelón, es quemientras Guayasamin lo expresa en su retrato con líneas y miradas estáticas y de un mirar profundo e imponente y vertical, Miquelón desde Nueva York lo observaba como el compendio delconocimiento al igual que la Biblia.

Quiero compartir con los lectores, unmomento y acción del momento político del dominicano en el exterior y lahistoria del retrato al oleo de Juan Bosch, del pintor Miguelón.

Al momento de producirse la renuncia deBosch del PRD el 18 de noviembre del 1973, el partido PRD estaba ubicado en laesquina de la avenida Broadway con calle 157 de norte a sur. Ese local estabarentado (Alquilado) a nombre del compañero Pedro Pablo Reyes (Cacique) unapersona muy conocida en RD por haber sido un popular campeón de Luchas libres,pero muy fiel al Profesor Juan Bosch.

El 15 de diciembre del mismo año, Sehace de conocimiento público, que Bosch formaría un nuevo Partido y que seriade La Liberación Dominicana, el día 23 se convoca una Asamblea general en NY, muy tensa por la situación de la renuncia delProfesor Bosch y su anuncio de la creación de un nuevo Partido. El compañeroJaime Vargas (Fallecido) quien era el Secretario general del PRD, fue el únicoorador, anunció la decisión tomada por Bosch y de inmediato pregunto: los queestén dispuestos a seguir al Profesor Juan Bosch y renunciar del PRD, que sepongan de pies, nos paramos 53 compañeros e inmediatamente con Jaime Vargas ala cabeza salimos del local.

Al salirnos del local, se considerabaque de hecho les dejábamos el local a los que decidieron quedar en el PRD. Nosdirigimos los 53 compañeros al edificio localizado en la calle 158 dondePascual Vargas (El turquito) y ahí en el sótano, celebramos la primera reuniónrealizada como PLD el nuevo Partido en Nueva York. Siendo más o menos las 3 delas madrugadas, el compañero José Castillo Aguilera (Castillito) fallecido, nosinforma, que al salir después de la renuncia del PRD, el cuadro de Juan Boschpintado por Miguelón todavía estaba en el local del PRD, tremendo problema,pues ya habíamos salido y nos considerábamos parte de un nuevo Partido.

Es ahí donde el momento de la acción ylealtad se presenta, no podíamos dejarles el cuadro “Juan Bosch la Biblia” aellos, pues ya no pertenecían al pensamiento filosófico del Profesor ni tampocoesperar al día siguiente, pues esa obrade Miguelón sobre Juan Bosch no tendría ningún valor. Entonces, decidimosregresar y rescatar el cuadro, nos dirigimos al local dejado por nosotros yserian como las 4:30 AM cuando calamos el local por la escalera de fuego ypudimos abrir con destrezas una ventana y así pudimos rescatar el cuadro “laBiblia” que hoy es un símbolo en el centro del local central del PLD y que enrealidad es una obra de arte del Pueblo Dominicano.