Juan TH y su anhelado “cambio”

Por Carlos Luis Baron domingo 8 de julio, 2012

En uno de sus acostumbrados artículos de opinión, a través de un medio periodístico local, fechado 4 de los corrientes, el comentarista Juan TH, uno de los más fervientes promotores del pepehachismo, publica un suelto titulado “El cambio viene”, en el que se esfuerza una vez más para incitar a una rebelión popular; rebelión, varga la redundancia,  que está muy lejos de producirse en nuestro país dado lo divorciado de la realidad que vivimos con lo irreal y fantasioso de su discurso.

Tal como lo hizo en los meses anteriores a las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, y de modo rabioso en los días subsiguientes a la derrota, él persiste en asegurar que están dadas las condiciones para que se produzca un cambio en “el modelo político, económico y social vigentes”.  Con tales propósitos él no desmaya en infundir ideas que plantean  la existencia de “elementos” o razones que deben provocar una violenta reacción en el pueblo.

Para quienes hemos estado dando seguimiento a sus libérrimos y provocativos comentarios que abusan de la libertad de expresión con que gozamos, gracias al gobierno democrático del presidente Leonel Fernández y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ha sido tal la vehemencia puesta por él en su afán de confundir con mentiras y terror (al plantear situaciones de calamidades inexistentes) que, al parecer, la pérdida electoral le está produciendo algún desorden debido a la frustración…

Ello lo podemos notar en lo cargadas y zigzagueantes de las ideas vertidas en el escrito de marras.  En él es obvia la insensatez frente a la decisión de la mayoría (democracia) cuando pretende él arengar a la gente (pueblo) a que busquen por sus propios medios “prontas soluciones radicales y profundas a los problemas”;  insinuando e incitando como un asunto de “vida o de muerte en este país  que surja un liderazgo cívico o militar de las entrañas del mismo pueblo que emule la guerra del 1965”.

Fijémonos cómo el discurso aterriza de bruces dejando entrever  lo único que les queda a los pepehachistas, la simulación.  Realmente “el comienzo del fin se acerca”.  El comienzo del fin en querer provocar preocupación en el Lic. Danilo Medina, de manera que les permita ganar alguna cuota de poder… O más bien chantajear en el sentido de que no se pongan correctivos al libertinaje de que hacen gala con el irrespeto al derecho ajeno y demás impertinencias a través de los medios de comunicación.