Juventud y municipalidad

Por Carlos Luis Baron lunes 30 de enero, 2012

El 31 de enero de cada año, en el país celebramos el Día Nacional de la Juventud, festividad que coincide con la celebración del Día de San Juan Bosco, a quien se conoce como “Padre y Maestro de la Juventud”, en reconocimiento a su labor a favor de la juventud en la Italiadel siglo XIX.

A pesar de que en el país existe un marco legal que norma las políticas públicas en materia de juventud (ley 49/2000) y cuyos derechos fundamentales se consagran en la Constitución de la República, considero oportunas las siguientes reflexiones y sugerencias:

Dicha ley contempla políticas públicas globales, sectoriales y municipales. Sin embargo es lastimoso decir que en losgobiernos locales (cabildos) escasos logros pueden exhibirse en la materia, el desamparo ha sido más que evidente.

Es más que evidente que la educación, la salud y el empleo siguen siendo los ejes esenciales ha tomar en cuenta para el desarrollo pleno de la juventud, pero la falta de oportunidad, la exclusión y la inequidad pende como espada de Damocles sobre este importante segmento poblacional.

Desde que fuera promulgada dicha ley hace11 años, mucho se ha teorizado y poco se ha logrado si tomamos en consideración las vergonzantes estadísticas reveladas por organismos competentes en la materia.

Estudios demográficos indican que la población joven en el país (15 a 35 años) representa en la actualidad aproximadamente el 36% de la población total, unos 3,082,599 jóvenes.

El último estudio publicado por el Observatorio Juvenil de Políticas Públicas de la República Dominicana registró la tasa de desempleo en el sector juvenil (de 15 a 24 años) en un 29.70%, duplicando dicha tasa en las mujeres e incrementándose en las zonas urbanas. Verificándose un incrementode un 4% en el 2011 conrelación al 2010 entre todos los países del Caribe.

Un monitoreo realizado por la Red Nacional de Acción Juvenil y auspiciado por Participación Ciudadana, también indica que un gran porcentaje de las alcaldías incumplen con las políticas públicas destinadas a la población joven.

Recordemos que el Ministerio de la Juventud, en mayo 2011 dejó instalado como plan piloto 31 Consejos Municipales de la Juventud enigual número de municipios cabeceras de provincias, órganos que posibilitarían la estructuración del Sistema Nacional de Juventud, a travésdel cual los jóvenes puedan canalizar sus problemas.

Es en esas instancias donde de manera plural y democrática, la juventud podría poner en práctica su accionar ciudadano, donde podrían plantear sus demandas e inquietudes, pero poco se conoce de los resultados obtenidos en estos organismos de la vida municipal.

Con ánimo de aportar al debate y poner sobre el tapete las necesidades de lajuventud dominicana propongo la realización de un Congreso Municipal de Juventud, donde pueda debatirse,entre otras cosas:

1) La creación de una ley para incentivar el empleo en jóvenes profesionales, con todas las condiciones laborales establecidas y en los acuerdos internacionales con la OIT,y que también priorice un programa de becas.

2) Que de las asignaciones destinadas al programa de Apoyo a la Micro, Pequeñay Mediana Empresas, se establezca un fondo para el fomento de proyectos que pueda estimular la competitividad y los proyectos de investigación para la industria de futuro.

3) Que se discuta la pertinencia de una ley, donde se priorice el modelo de educación técnico profesional como emulandoal INFOTEP e ITLA, para que a través de estos Consejos Municipales de Juventud con participación de las alcaldías, se elabore un plan por cada municipio para que la juventud aprenda un oficio y devenga en un ente productivo para lasociedad.

Tengo muchas otras sugerencias, pero me conformo ahora con estas tres. A ver,quiénes se animan y me acompañan en esta loable tarea ?.