La capital comienza a sentirse vacía por gran flujo hacia el interior

Por admin jueves 20 de marzo, 2008

La ciudad capital juntamente con la provincia Santo Domingo, comenzó este jueves su descongestionamiento al iniciar el grueso de los vacacionistas el éxodo hacia el interior del país, para disfrutar de playas, ríos, montañas y campos, en ocasiones de las vacaciones de Semana Santa. Pese a que el desplazamiento comenzó tímidamente el pasado miércoles, este jueves es que se registra el mayor movimiento en las diferentes estaciones de autobuses que ofrecen servicios de transporte hacia los diferentes puntos de destino.

Desdes tempranas horas de este jueves las referidas paradas de guaguas lucen abarrotadas de usuarios del transporte que procuran alcanzar un asiento para trasladarse a su lugar de destino. En algunas pueden verificarse algunos tumultos como consecuencia de la desorganización que en medio de la multitud suele producirse en este tipo de situaciones.

Los bancos comerciales, en especial el Banco de Reservas, en la fecha lucen congestionados de público formando largas filas en interés de realizar a tiempo sus operaciones bancarias de cara al asueto de la Semana Mayor. Con respecto a los demás, el de Reservas es el banco que presenta mayor demanda de atenciones por parte de los clientes, en razón de que el gobierno adelantó el pago de la nómina de los empleados de la Administración Pública.

En la mañana de este jueves era notorio el ambiente desolador que comenzaba a sentirse en la capital y la provincia Santo Domingo.

Las principales avenidas y calles registraban una disminución bastante significativa del tránsito de vehículos en comparación a otras fechas. De hecho, no se verificó entaponamiento de vehículos prácticamente en ninguna de las vías.

La actividad comercial también disminuyó bastante, ya que el gran movimiento de compra y otras actividades comerciales se produjo entre el martes y el miércoles, a modo de la gente adelantar sus quehaceres para ganar tiempo en esta época religiosa.

En las diferentes carreteras que comunican a las diferentes regiones del país con la capital sí se observa un gran flujo de vehículos, como consecuencia del gran volumen que se desplaza para el disfrute de la época, según reporte a El Nuevo Diario.