La corrección impone penalizar muchas veces

Por El Nuevo Diario jueves 7 de junio, 2012

Uno de los slogans del presidente electo, Lic. Danilo Medina, era “corregir lo que está mal”, lo cual evidentemente implicaría, el tener que penalizar en algunos casos, para ejemplificar como se debe, y procurar que las cosas indebidas no se sigan haciendo. Esa promesa iría de la mano con, “hacer lo que nunca se hizo”, otro ofrecimiento de campaña.

Obviamente, entraría en ese contexto todo lo concerniente a la corrupción administrativa estatal, uno de los flagelos más dañinos que ha venido lacerando al país durante los últimos años, en las personas de algunos de los políticos mandantes; en este caso, gente de su misma parcela morada, que se ha visto envuelta en escándalos de mucha consideración en ese orden, que son “Vox pópuli” en el seno de la sociedad nacional.

Y ocurre que, entre los catalogados como corruptos, dentro de los dos períodos gubernamentales que terminan, se encuentra en buen número de aquellos que catapultaron y ayudaron bastante al Lic. Medina, a escalar hasta el poder, razón por la cual son muchas las personas que hoy se preguntan, si el nuevo presidente se inclinará por seguir honrando la impunidad, para corresponder a los proclamadores que le secundaron durante el proceso electoral, y a los que no también, por ser de su mismo bando político; o por el contrario, actuará como en realidad se debe, respecto de todos los que mal se han comportado en ese sentido, procurando procesarles judicialmente.

¡Tremenda encrucijada!, tiene el candidato electo, sobre la que tendrá que elegir, con peligros o gran riesgo probable, presentes en cualquiera de los dos lados por el que se decida, o se incline. Claro, ¡pueblo es pueblo!, y es con quien se debe tratar de cumplir a como dé lugar, para no fracasar de manera definitiva, ahora o después. ¡Reflexionar sobre el metamensaje incluido!

¡Lo políticos proclaman una vez, y hasta dos; los pueblos sepultan para siempre!, por lo que equivocarse implicaría un alto riesgos que no se debe correr.

Este país no puede seguirse debatiéndose “entre la vida y la muerte”, producto de esas acciones tan deleznables, como las que provienen de la corruptela administrativa estatal. Aquí tienen que adoptarse grandes medidas ejemplificadoras, para castigar a los que mal hayan procedido en ese orden, e impedir que la mala práctica continúe.

Como el Lic. Danilo Medina, dedicó su triunfo electoral al inmenso maestro ya fallecido, que ahora procure honrar su memoria, sometiendo a la justicia a todos aquellos que la han ofendido alegremente, yendo al Estado a servirse de éste, no a servir al país, en contra siempre del mensaje que el inolvidable líder procuró transmitir a sus discípulos, en el marco de sus atinadas y oportunas enseñanzas.

www.RFCaminemos.WorldPress.com