La corrupción: Juan Bosch y Danilo Medina (1ra. parte)

Por Carlos Luis Baron martes 21 de febrero, 2012

“El PLD con todo y ser minoritario antes del 1990, en relación con PRD y al PRSC, fue el que mas locales tenia en el país. Nuca falto en el pago puntual de sus compromisos, a tal punto que propietarios y banqueros en todo el país confiaban en mas de 100% en la palabra empeñada del PLD y de sus miembros”

La edad de la corrupción data desde que el hombre se dividió en clases y se atizó con el egoísmo que de ello se generó con el apego y afán a las cosas materiales y al dinero . No robar es un tema Bíblico y es un de los diez mandamientos, pero la práctica nacida por el origen de las riquezas, de las propiedades, de sus propietarios y por la misma existencialidad de los sistemas, su permisividad han sido admitida y jerarquizada en todo lo largo de la historia de las sociedades y modelos de la humanidad.

La penalidades, desde el punto de vistas de las leyes y sus jurisprudencialidades, siempre ha estado en función del perjuicio que ello genere a la existencia de la forma de vida o sistema, no del derecho natural y legitimo de las personas. Esto se explica, porque los mecanismos correctivos han estado al servicio de pequeños grupos, o mejor dicho de clases dominantes.

La corrupción y el robo fue uno de los temas a los cuales se puso suma atención en el proceso de formación de los miembros y dirigentes del PLD. Las finanzas era un tema obligatorio en todas las agendas de todos los organismos. Los amigos y circulistas, futuros miembros, eran las fuetes primarias de recaudaciones de recursos económicos. Sus trabajos en ese área fueron múltiples, desde rifas, pasando por las cuotas, hasta las coletas en calles y esquinas con latitas. En sus informes debían contar el mas mínimo centavo recaudado, los cuales eran legalizado en actas, y en los cuales no podía haber el mas mínimo descuadre. El origen de los fondos era un asunto cardinal, sin lo cual era imposible recibirlos e integrarlos a las contabilidades de los círculos de estudios, de lo CB e Intermedios, …, en fin, en el partido. La mas minima falla era motivo de una juicio y hasta de posible expulsión deshonrosa.

El PLD con todo y ser minoritario antes del 1990, en relación con PRD y al PRSC, fue el que mas locales tenia en el país. Nuca falto en el pago puntual de sus compromisos, a tal punto que propietarios y banqueros en todo el país confiaban en mas del 100% en la palabra empeñada del PLD y de sus miembros. La responsabilidad , el método de trabajar, la disciplina, los valores éticos y morales que nos adornaban eran un solo cuerpo. No habían compromisos que no fuera cumplido a cabalidad, porque eso era el PLD por fuera y por dentro, la trasparencia cristalina a toda prueba.

Se me terminó el tiempo, en el siguiente hablaremos de ejemplos puntuales de Juan Bosch y porque Danilo es el mejor cambio y seguro, para continuar lo que esta bien, corregir los errores que hemos tenido en nuestros ejercicios gubernamentales y hacer lo bueno que nadie se ha atrevido hacer