La Denuncia de Pro Consumidor sobre el salami con heces fecales es un delito penal

Por Carlos Luis Baron domingo 29 de julio, 2012

A propósito de la mala calidad del salami dominicano.

Artículo 413 del código penal. ¨ Toda violación de los reglamentos relativos a los productos que se exporten al extranjero, y que tengan por objeto garantizar su buena calidad, las dimensiones y la naturaleza de su fabricación, se castigara con multa y confiscaron de los efectos…¨

La denuncia de que Pro Consumidor de que algunos de los salamis que se fabrican en el país contienen coliformes fecales, otros tipos de contaminación y además presentan un contenido de proteína por debajo del límite establecido, en detrimento de los consumidores es un hacho que se subsume en la descripción del artículo 413 del cp. Es decir, que los fabricantes de salami con su hecho encajan en la prohibición que impone el 413 del cp.

Este hecho no solo deberá quedarse en una simple denuncia hay que establecer responsabilidad penal. El ministerio público por mandato constitucional y legal deberá abrir una investigación penal sobre esta denuncia y dejar claro ante la opinión publica quienes son los responsable de permitir que haya heces de humanos y animales en dicho alimentos y además investigar el bajo contenido de proteínas exigidos por los reglamentos sanitarios.

Esta conducta de los fabricantes de salchichón no solo afecta la imagen internacional del país sino que pone en riesgo la salud de quienes lo consumen. La salud pública es un bien jurídico protegido no solo por la ley sino que tiene rango constitucional en el artículo 61:

Derecho a la salud. Toda persona tiene derecho a la salud integral. En consecuencia:

1) El Estado debe velar por la protección de la salud de todas las personas, el acceso al agua potable, el mejoramiento de la alimentación, de los servicios sanitarios, las condiciones higiénicas, el saneamiento ambiental, así como procurar los medios para la prevención y tratamiento de todas las enfermedades, asegurando el acceso a medicamentos de calidad y dando asistencia médica y hospitalaria gratuita a quienes la requieran;

La protección de la salud también está reglamentada en la ley General de Protección de los Derechos del Consumidor, ley 358-05. Esta ley califica este hecho como una infracción muy grave y la sanción puede ser desde 100 salarios mínimos hasta 500. A si como el decomiso o confiscación de los productos, la prohibición de la venta del producto y el cierre del establecimiento, según los artículos 105, 110, 111 y 112 de dicha normativa legal.

Esta denuncia en contra de los fabricantes de salami es un delito penal cuya acción encaja en los descriptos por los textos jurídicos más arriba indicados y por tanto dad inicio a una buena investigación penal. Si estos hechos son sub sumibles dentro de los tipos penales señalados y existen pruebas, el fiscal tiene un buen caso. Todo lo demás es historia y sensacionalismo. Pero sobre todo más impunidad.