La derrota electoral de los políticos diásporas

Por Carlos Luis Baron lunes 18 de junio, 2012

"Para ser mas específico, lo que hoy no se ha querido ver – esta íntimamente vinculado con lo que paso en las elecciones a diputados recién pasadas – es el que ese proceso de transición de Diásporas a Transnacionales se intensificó en la circunscripción no.1, en especial en New York, en donde se generaron las primeras células socialmente vivas en su centro y entornos, y de un tejido o formación económica y social organizada y estable, pero sin representación política en el país. Esa falta de representación política fue el motor principal de lo que sucedió en esas elecciones."

En articulo anterior terminé diciendo que si alguien lo define a usted como Diáspora – hablamos de los que vivimos en el exterior con carácter permanente – siéntase ofendido, porque eso significa que usted no existe socialmente o esa persona desconoce el significado de ese término.

Un colega contador me comentaba sobre un artículo que hacen algunos meses publicamos del trágico accidente del Bronx River Parkway, en donde murieron siete dominicanos. Me dijo que no entendía porque de los siete solo enterraron dos en el país, a pesar de que a los familiares se les habían ofrecido el transporte gratuito a la República Dominicana. Le dije que la oferta del transporte no era necesario porque existe una ley de los consulados, del 1956, que creo un fondo para casos como ese.

Por otra parte, el motivo de ese articulo fue llamar la atención sobre la realidad de la existencia en el exterior de comunidades transnacionales, las cuales son muy distintas a las que las mayorías de gentes piensan en el país, incluyendo gobiernos, políticos e intelectuales.

Otro comentario que recibí de un lector nuestro de Europa – antes de las elecciones – fue que el solo estaba esperando por los nuevos diputados, los del exterior, a ver si les podían ayudar con alguna ayuda financiera de un negocio que tenia en proyecto allá en España. Que significa eso? Porqué pensar en ayudas financieras ( PYMES ) en España y no en la República Dominicana?

Otro ejemplo es que la gran mayoría de dominicanos que vivimos en el exterior ya no somos Diásporas sino transnacionales que preferiríamos recibir ayudas para el down payment de una casa y/o apartamento en el exterior, en lugar de República Dominicana.

Esta establecido por la lógica que donde hay humo fuego hay, y la abstención de mas del 55% en las pasadas elecciones no fue una casualidad, así como también el hecho de que en ese proceso, como ya hemos dicho, no salió un solo diputado de las Diásporas, porque todos son transnacionales. Porque?

Bueno, ellos andan diciendo por ahí que lo que paso fue que la papeletas mato al menudo, pero lo que no se ve – esa regla no fue la determinante en este caso porque el que mas papeletas tiene es Carlos Gómez y no salió – es la abstención a que hicimos referencia y el papel anticomunitarios de los políticos diásporas enrocados en las direcciones de los partidos políticos, sin un discurso que los vinculen a los intereses de sus comunidades.

Lo que no se veía a simple vista a finales de los 80 y principio de los 90 era el proceso de transición de dominicanos viviendo en el exterior Diásporas (estatus social ficticio) a las comunidades de dominicanos transmigrantes o transnacionales (estatus social real)

Para ser mas específico, lo que hoy no se ha querido ver – esta íntimamente vinculado con lo que paso en las elecciones a diputados recién pasadas – es el que ese proceso de transición de Diásporas a Transnacionales se intensificó en la circunscripción no.1, en especial en New York, en donde se generaron las primeras células socialmente vivas en su centro y entornos, y de un tejido o formación económica y social organizada y estable, pero sin representación política en el país. Esa falta de representación política fue el motor principal de lo que sucedió en esas elecciones.

Para los que me preguntan de cual es la diferencia entre los políticos Diásporas y los transnacionales, la repuesta es simple, un reflejo: lucha de una clase política ficticia (de Diásporas) por las diputaciones en contra de una formación social (real) de transmigrantes. Esto fue el motivo por el cual se puso mas atención a las candidaturas a diputados que a la presidenciales, teniendo como resultado que la cúpula de los partidos mayoritarios no ganaron un solo diputado.

Ahora bien, podríamos agregarles lo siguiente: las Diásporas (sociedad ficticia) no representan comunidades, mientras las transnacionales si; las Diásporas usan su hegemonía política en los partidos para desde el estado ser beneficiados económicamente ( principalmente ) como grupos e individuos, los transnacionales – burgueses altos, medios y pequeños mas obreros, profesionales, … – buscan en exterior poder político que no tienen para fortalecer sus comunidades y al país; los políticos diásporas son todo lo contrario, no le interesa ni sus comunidades porque ellas son ficticias y por lo tanto no existen, ni su país porque no tienen concepto de nación. Los políticos Diásporas trabajan aliados a una oligarquía parasitaria enquistadas en las direcciones de los partidos de sus respectivos países.

Se me terminó el tiempo y debemos enfatizar que los diputados transnacionales que ganaron en las pasadas elecciones – es cierto que tienen mas dinero que los Diásporas – son los que tienen el vinculo real con las comunidades, mientras que las Diásporas (ficticias) no. Ese poder económico y social real fue el que patentizó su liderazgo en los resultados de esas elecciones. Por lo tanto, es de justicia decir que esas elecciones marca un antes y un después, porque por primera vez los políticos Diásporas fueron derrotados y/o se alinean con los transnacionales o van a ser barrido en las Comunidades Dominicanas del Exterior.