“La mujer, símbolo inequívoco de grandeza universal”

Por Carlos Luis Baron jueves 8 de marzo, 2012

En el año 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

La historia nos refiere, la obra Lisistrata de Aristófanes, en la antigua Grecia, trata de una huelga sexual que realizaron las mujeres contra los hombres, reclamando que se pusiera fin a la guerra.

También es un acontecimiento memorable, el episodio durante la Revolución Francesa, marchando hacia Versalles, las mujeres parisinas bajo la consigna de libertad, igualdad y fraternidad en el sufragio femenino.

La primera convocatoria estuvo lugar el 8 de marzo del año 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, extendiéndose su réplica por varios países. Era un tiempo de industrialización y turbulencias, crecimiento poblacional y el debate de las ideas marcaba los albores del Siglo XX.

Uno de los acontecimientos que estremecieron la conciencia universal sobre las condiciones de trabajo de las mujeres, fue el incendio de la Fábrica de Camisas Triangles Shirwaist, donde perecieron 146 mujeres textiles, producto de las quemaduras y caídas al vacio, esto fue el 25 de marzo del año 1911.

Este desastre industrial puso de relieve las condiciones de trabajo de las mujeres, la tragedia sucedió por la imposibilidad de las mujeres poder abandonar el edificio, porque habían cerrado todas las puertas y el acceso a las escaleras.

Las mujeres organizadas constituyen una fuerza determinante para exigir las reivindicaciones de los pueblos, basta recordar que en el año 1917, como reacción a la muerte de más de dos millones de soldados rusos caídos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron como inoportuna la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a la las mujeres el derecho de voto. Debemos precisar como azar del destino, que el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado en el tiempo de los Zares en Rusia, es igual al 8 de marzo, según el calendario gregoriano en otros países.

A todo lo largo de la historia de la humanidad, han habido mujeres extraordinarias, símbolos inequívocos de grandeza universal, heroínas, lideresas, mandatarias, brillantes investigadoras científicas y excelentes profesionales, en todos los continentes y en todas las épocas.

Hoy día tenemos mujeres al frente de los gobiernos de sus naciones, ministras y legisladoras, por lo que podemos afirmar que el siglo pasado sirvió de base para romper en gran medida la asimetría de oportunidades entre hombres y mujeres, equiparando los derechos fundamentales de ambos en lo económico, político y social. Todavía hay una amplia franja de países orientales donde persisten condiciones indignantes sobre los derechos de la mujer.

Así como la conducta impropia de hombres irracionales que día tras día, aumentan la triste y deplorable cifra de feminicidio. Hoy debe ser la más propicia de las ocasiones para que todos trabajemos en pro de la protección de la mujer dominicana.